Una madre recibe en su hogar a un conocido de su hijo que vivía en un vagón abandonado

Muchos dudan de que en la tierra existan ángeles, sin embargo, esta mujer de 41 años y madre de tres niños es una prueba fiel de que no se necesitan alas para ser uno de ellos.

Se trata de la Natalie Hawkins, quien acogió en su casa a Keiran Kilday, un joven de 24 años que había quedado sin hogar quedando a la suerte del clima.

Esta madre expresó que fue muy injusto la manera como fue abandonado este joven, quien se quedó sin recurso alguno que le permitiera sustentarse.

Fue su hijo de 15 años, Jack, quien le comentó que conocía a Keiran, un joven que dormía en un vagón de un tren abandonado, y al conocer su historia se impactó tanto que decidió inmediatamente darle la bienvenida a su casa.

Su hijo se acercó a la ventana de su casa a ver la nevada, mientras su madre y su hermana estaban en la cocina, y manifestó que su amigo no tenía hogar y que vivía en un vagón de tren abandonado.

Esta noble mujer se puso en los zapatos del joven y se imaginó durmiendo en medio de aquel lugar en condiciones pocos amigables para la vida de una persona.

Realmente la situación en la que estaba viviendo tras su abandono habría sido la catapulta para llevarlo a una vida de indigente a tan temprana edad.

La familia de Keiran se mudó sorpresivamente sin avisarle y cuando regresó a casa se encontró sin hogar.

La única alternativa que tuvo fue vivir en una tienda de campaña y más tarde con la llegada del invierno se tuvo que trasladar a un vagón de tren que solía transportar ganado, pero que había sido abandonado debido a su estado de avanzado deterioro.

VER TAMBIÉN:  El pánico invade una estación de tren en Italia cuando un niño cae accidentalmente a las vías

Este joven que se quedó sin hogar después de que su madre se mudara a Irlanda para trabajar y sus hermanos se mudaron a Caerphilly, trató de ocultar durante un tiempo que no tenía hogar.

Cuando me traje a Keiran lo primero que hice fue prepararle una taza de té y espagueti a la boloñesa”.

Kerian en varias ocasiones pidió ayuda porque no tenía un sitio donde dormir, recibiendo como respuesta un contundente rechazo, por eso se ocultó hasta llegar a vivir en un vagón abandonado.

“Mi madre se fue a Irlanda, yo no hice caso cuando me lo advirtió. Nunca pensé que me abandonaría como lo hizo y dejarme sin un lugar donde dormir”.

Sin embargo, este joven no culpa a su familia por su situación.

Desde que la señora Natalie recibió a Keiran sus amigas crearon una página de crowdfunding y un grupo de Facebook para publicar actualizaciones sobre la situación del joven. Han recaudado más de 2.000 dólares para ayudarlo a rehacer su vida.

Keiran sólo tenía unas prendas de ropa, ambos en mal estado, pero se los alternaba, pues el mismo a veces no soportaba el olor de la ropa.

Después de las donaciones tiene cómo vestirse y lleva una vida más normal. Todos los fondos recaudados se destinarán a apoyarlo para que pueda tener su propia casa.

Facebook

La comunidad continúa realizando donaciones para ayudar a esta madre que ha extendido su amor a este joven abandonado.

Natalie es una mujer que ha dado un hermoso ejemplo de vida merecedor del mayor de los aplausos. Comparte con tus amigos el maravilloso gesto de amor de esta gran mujer.

VER TAMBIÉN:  El emotivo abrazo entre un bebé recién nacido y su bisabuelo de 105 años
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!