Estas 10 nadadoras sincronizadas maravillaron al mundo entero al ritmo de Led Zeppelin

La natación sincronizada es una disciplina delicada y femenina que requiere una gran fortaleza y condición física. Surgió al combinar el ballet con la natación… ¡Menuda idea! El resultado final es maravilloso.

medalla-de-oro-nado-sincronizado-españa

Estamos acostumbrados a ver coreografías con música muy distinta, pero… ¿Y si usaran una canción de Led Zeppelin? ¡El resultado final es alucinante!

El equipo español de natación sincronizada integrado por las 10 deportistas: Clara Basiana, Alba Cabello, Ona Carbonell, Margalida Crespi, Andrea Fuentes, Sara Gijón, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Irene Montrucchio y Cristina Salvador lo demostró con un rotundo éxito en el Campeonato Mundial de Natación de Roma en el año 2009.

Llevaban trabajando muy duro durante más de 10 años y finalmente obtuvieron su primera y bien merecida medalla de oro en el Mundial de Natación en la capital italiana, con el tema musical ‘Stairway to Heaven‘ (Escalera al Cielo), del reconocido grupo de rock Led Zeppelin.

Derrocharon su coordinación y con movimientos impecables conquistaron tan anhelada medalla, la única de oro que ha logrado España en los campeonatos mundiales tras haber conseguido 24 medallas desde el año 2003 en que obtuvo la primera.

El trabajo sincronizado del equipo, como el nombre de esta disciplina lo indica, permitió que las 10 nadadoras se pudieran lucir de una manera que dejó perplejos a todos los asistentes. Contó en esta ocasión con la participación estelar de Andrea Fuentes, como solista.

Se pudo ver a las 10 deportistas ingresar a la pisicina con una soltura y un aplomo característico de verdaderas artistas. Mientras las 9 compañeras de Fuentes ingresaron para formar la primera coreografía, la solista ingresó después para dar paso a todos los movimientos perfectos, estilizados y totalmente sincronizados con el resto de sus compañeras.

VER TAMBIÉN:  "Dio positiva la prueba" - La particular protesta de una mujer que busca al padre de su hijo

Resulta verdaramente impresionante cómo logran una armonía completa con la música, además de mostrar sus rostros sonrientes cuando salen a la superficie y después conformar las figuras más perfectas valiéndose del mejor instrumento que poseen: su propio cuerpo y su extraordinario talento.

A simple vista, muchos piensan que lograr una puesta en escena así no requiere de mayor esfuerzo, pero es todo lo contrario. Una nadadora sincronizada debe entrenar como mínimo 7 u 8 horas diarias, entre lo que se encuentra lógicamente la natación y ejercicios de respiración y resistencia para mantener la respiración bajo el agua. Pero algo adicional que se le suma a esta complicada disciplina es la parte artística que garantiza el resultado final, y para eso toman horas y horas de clases de baile y actuación.

Youtube

En todo momento mostraron que había un gran nivel ¡No te lo pierdas! 😉

¡Seguro que te quedaste con la boca abierta! No te vayas sin compartirlo con otros amantes del arte 🙂

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!