Nadie entendía por qué las paredes de su casa eran tan raras, hasta que llegó la lluvia…

Un jardín lleva implícito vida y alegría, puede ser el lugar perfecto en la casa para escapar a un día cargado de mucho estrés y aliviar tensiones.

Sin embargo, para nadie es un secreto que los nuevos urbanismos cada vez están más orientados al ahorro de espacio, optando por una mejor distribución interna y muchas veces el jardín queda descartado.

Ciertamente hay espacios que son muy limitados y solo cuentan con una ventana o un balcón para un pequeño jardín.

Esta tendencia hace que los jardines se consideren un privilegio disponible solamente para pocos.

La firma coreana de diseño OA-Lab, es muy consciente de los grandes beneficios que otorga un jardín, realmente permite una conexión con la naturaleza sin tener la necesidad de salir de la cuidad.

Los diseñadores y arquitectos que trabajan para esa firma tuvieron una gran idea sobre cómo incorporar ese ambiente natural en los hogares de una manera muy creativa y sin quitar espacio a los otros ambientes de la casa.

Tener un jardín en casa es una forma de experimentar la magia del crecimiento, es una gran herramienta que favorece el aprendizaje de las personas de cualquier edad y una excelente opción para obtener comida fresca y saludable. Y también representan una oportunidad para vivir momentos de diversión prolongada.

El diseño presentado por esta firma permite la creación de un jardín en cualquier espacio que cuente con una pared al aire libre que reciba suficiente luz solar.

Realmente se trata de una idea muy interesante que surgió cuando estos arquitectos y diseñadores observaron que las plantas y las flores eran motivos de alegría para las casas, edificios, urbanizaciones y barrios enteros.

También pusieron su atención en la ausencia de espacio en muchos edificios, simplemente no tenían lugar para ponerlos. No había balcones, ni repisas de ventana, tampoco otro espacio para colocar un pequeño jardín.

¡Este es el resultado de tan extraordinaria idea!

Fue entonces el proyecto cobró vida y se consolidó en prácticos paneles con bolsillos que a simple vista tienen apariencia de urinarios. Todo esto cambia cuando se incorporan las plantas… ¡Esta pared se convierte en un sorprendente jardín!

Estos paneles de bolsillo se adhieren a la pared. Están hechos de hormigón armado de fibra de vidrio para que sean más resistentes y duraderos. Lo bolsillos donde se colocan las plantas cuentan con una pequeña abertura en la parte inferior para el drenaje del agua.

Lo mejor es que se puede colocar cualquier planta, solo va a depender del clima. Incluso se puede crear un jardín comestible… ¡Las posibilidades son infinitas! 

Estos paneles ofrecen la versatilidad de colocarse en varios patrones, por lo que pueden formar un diseño visualmente agradable.

Este proyecto ya es una realidad y el equipo espera verlos instalados en edificios y casas muy pronto. Indudablemente es una manera de agregar vida y color a un hogar, a una comunidad, mejorando la calidad del aire.

Littlethings

También es una excelente opción para las escuelas y centros comunitarios para ofrecer clases sobre jardinería y como cosechar algunos alimentos sin requerir mucho espacio.

Comparte con tus amigos y familiares esta maravillosa iniciativa que puede ser la alternativa para tener un jardín sin que el espacio sea un obstáculo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!