Mujer se convierte en madre de gemelos a los 59 y su hija de 32 años deja de hablarle

Una mujer se convierte en madre de gemelos a los 59 años de edad, si bien esta decisión sumó felicidad a su vida, también la alejó de su uno de los seres que más ama, su hija mayor.

Esta es la historia de Lauren Cohen, una mujer que se convirtió en madre de gemelos en una edad bastante avanzada, algo que molestó tanto a su hija que dejó de hablarle y le prohibió ver a su nieta.

Mujer de 59 años da a luz y provoca ira en su primogénita

mujer

Si bien en la mayoría de los casos la llegada de un bebé es motivo de celebración, en el caso de esta historia tuvo un giro particular, una ruptura familiar debido a que la hija mayor de Lauren decidió alejarse de ella tras tomar la decisión de tener a los gemelos llegando casi a su sexta década.

Lauren es una mujer que conoció el amor a una edad muy temprana, se casó con toda la intención de ser feliz y tener una familia, de ese matrimonio tuvo una niña a la que nombró Renne.

Sin embargo, su historia de amor se disipó rápidamente, al poco tiempo se convirtió en madre soltera, por lo que tuvo que hacer todo lo que estaba a su alcance para sacar a su pequeña hija adelante.

Por fortuna, a la niña nunca le faltó nada, creció siendo feliz viendo a su madre formar su propia familia. Los años pasaron y Lauren no perdió la esperanza de encontrar a alguien que la hiciera sentir amada.

Fue a sus 50 años cuando conoció a quien ella llama el amor de su vida, un hombre 20 años menor que ella, con quien tuvo una química casi instantánea.

Frank García es el hombre que llegó a su vida para sumarle felicidad, los dos se enamoraron y se volvieron prácticamente inseparables.

“Nunca pensé que podría estar interesado en una mujer mucho mayor. Era un gran bailarín, así que le pedí que bailáramos una noche y dijo que sí”, comentó Lauren.

En junio de 2022 se casaron y poco después la pareja comenzó un tratamiento para tener un hijo y lo lograron, tuvieron una niña a la que llamaron Raquel. Pero la pareja quería hacer crecer la familia y continuaron el tratamiento por fecundación in vitro.

Al año Lauren estaba de nuevo embarazada, pero esta vez de gemelos, a los que llamaron Gregory y Giselle. Si bien Lauren estaba feliz, su hija mayor quien para entonces tenía 32 años, no tomó con agrado la noticia.

La decisión de Lauren por convertirse en madre siendo tan mayor molestó tanto a su hija que se alejó de ella por completo e incluso le impidió ver a su nieta Hannah. Al respecto, Lauren comentó:

“Renee se horrorizó cuando le dije que estaba embarazada. Dijo que no era natural y anormal. Entonces se molestó mucho y empezó a llorar, diciéndome que era inapropiado. Me rompe el corazón haber perdido el contacto con ella. Estoy muy decepcionada, pero tuve que hacerlo”.

Lauren confesó que nunca imaginó que su decisión la llevara a perder a su hija mayor, su único deseo era ampliar su familia.

Destaca que a aunque le duele la distancia que tomó su primogénita, está disfrutando de su nueva vida al lado de su esposo y sus tres hijos quienes están felices tanto como ella.

Esta madre ha cambiado su estilo de vida, ahora practica yoga y pilates, además es la mamá de 3 niños, por lo que debe mantenerse fuerte.

“Tomo 98 pastillas a la semana, una combinación de medicamentos y suplementos dietéticos. Espero que me duren lo suficiente”.

Deseamos pueda mantenerse sana y saludable por mucho tiempo y pueda ser feliz junto a su familia.

¿Crees que su decisión de tener hijos siendo tan mayor estuvo bien? Déjanoslo saber en los comentarios.