Humilde mujer encuentra 36,000 dólares escondidos en un sofá que le regalaron y los devuelve

Todo comenzó cuando Vicky Umodo, una humilde mujer de origen nigeriano, comenzó a buscar en Internet muebles baratos para su vivienda, que la tenía prácticamente vacía.

Así que se dio a la tarea de buscar en el sitio web Craiglist, con la esperanza de conseguir algo que se ajustara a su reducido presupuesto.

Cuál fue su sorpresa al descubrir la oferta perfecta que jamás imaginó. Al respecto, Vicky relató a los medios:

“Me desplacé hacia abajo y vi artículos gratis. Entonces, hice clic en él, y lo primero que vi fue una familia que quería regalar todo un juego de sofás… Dije que tal vez era un truco, así que los llamé”.

La mujer, que vive en Colton, California, totalmente incrédula, habló con los dueños de los muebles y ellos le dijeron que pertenecían a un familiar que falleció y no querían conservarlos.

Ella estaba tan emocionada que no dudó en ir volando a recogerlos. Cuando llegó a casa, procedió a revisarlos de cerca a ver si no tenían algún daño, alguna plaga o se trataba de alguna trampa.

De pronto, descubrió algo muy extraño: un bulto dentro de uno de los cojines. ¡Se quedó helada!

Cuando finalmente abrió la cremallera del cojín y miró dentro, descubrió sobres llenos de dinero en efectivo.

Se trataba de varios miles de dólares.

La mujer quedó en shock al descubrir 36.000 dólares bien escondidos en uno de los sofás que le regalaron

mujer

¿Qué significaba todo ese dinero oculto? ¿La querían involucrar en algo? ¿La estaban poniendo a prueba? ¿O simplemente era el mejor golpe de suerte de su vida? Eran demasiadas preguntas sin respuesta.

«Pensé que era una almohadilla térmica. Le estaba diciendo a mi hijo, ¡ven, ven, ven! Estaba gritando: ¡Esto es dinero! Necesito llamar al tipo», dijo Vicky.

Vicky confesó que en realidad nunca estuvo tentada de quedarse con el dinero, a pesar de que pasaba grandes necesidades económicas. Sabía perfectamente que no le pertenecía. Y si algo le había enseñado la vida era a ser honrada.

Sin dudarlo, Umodu llamó a las personas que le habían dado el sofá, para explicarles lo sucedido y devolverles los 36.000 dólares íntegros.

Ella también pensó que si esas personas de buena fe le habían regalado esos muebles que tanto necesitaba, lo mínimo que merecían era que ella les pagara con su honradez.

La mujer hizo la buena acción del día y devolvió el dinero

La familia quedó muy sorprendida al escuchar el relato de Umodu y todo lo que había encontrado en el sofá que ellos ya no querían.

Confesaron que en casa también encontraron dinero, pero eran solo unos cientos de dólares. Jamás imaginaron que el verdadero botín estaría tan bien escondido en el lugar menos pensado.

Los familiares dijeron que desconocen la verdadera causa por las que el misterioso difunto quiso esconder tanto dinero en el sofá.

Pero, como una forma de agradecer la buena voluntad y la rectitud de la mujer, acordaron comprarle una nevera nueva y además entregarle 2,200 dólares en efectivo.

«No esperaba ni un centavo de él», dijo Vicky, sorprendida.

«Dios ha sido amable conmigo y mis hijos, todos están vivos y bien, tengo tres hermosos nietos, entonces, ¿Qué puedo pedirle a Dios?», concluyó la admirable mujer.

En el siguiente reportaje puedes conocer más detalles de este increíble hallazgo con un final que desconcierta a muchos:

Parece inverosímil que precisamente a esta mujer necesitada, la vida le hubiera sonreído de tal manera, premiándola con un dinero que jamás siquiera soñó. Pero más insólita su reacción de devolverlo todo de inmediato sin dudarlo.

Eso habla mucho de la integridad de esta buena mujer. Más de uno se habría quedado con esa fortuna pensando que «lo regalado» no se devuelve.

¿Qué hubieras hecho en su lugar? ¿Crees que la recompensa que le dio la familia fue justa? ¿Por qué habría querido el difunto esconderlo todo? Déjanos saber tu opinión en los comentarios.