Una mujer atrae sin saberlo a un enorme oso hasta la puerta de su casa

¿Recuerdas aquellas transmisiones de “El Oso Yogui“? Pues esta historia tiene algo de similar con la caricatura, un oso glotón que enloquecía a los humanos cercanos por un poco de golosinas. Esto sucedió en un pequeño pueblo llamado Avon, en el estado de Connecticut, en los Estados Unidos. Allí un gran oso cachorro se acercó a la puerta de donde venía un olor bastante peculiar, el olor de unos deliciosos brownies que la señora estaba horneando en ese momento.

¿Y cómo culpar al oso? Si esos pedazos de bizcocho llenos de chocolate pegajoso nos encantan a todos. La mujer dice que le sorprendió mucho escuchar el golpeteo en la puerta de su casa y cuando se acercó se sorprendió al ver al joven oso de pie en el porche.

La mujer dice que parecía que el oso le estaba pidiendo que abriera la puerta para poder entrar y tener un brownie para él. Es que no hay forma para resistirse a ese aroma encantador del chocolate. El oso incluso llegó a montarse en la barandilla del porche para mostrar lo urgente que era para él entrar a comer. Desde la entrada, él miraba los brownies en el horno y eso lo motivaba más para obtener uno de los sabrosos postres.

En países como Estados Unidos y Canadá, dónde es común que los osos estén libres en los parques naturales, se acostumbran a enseñar a las personas que los osos pueden ser criaturas muy agradables y adorables, pero que representan un peligro muy grande; pueden ser muy violentos y sus ataques llegan a ser mortales.

VER TAMBIÉN:  ¿Los "gorditos" son mejores en la cama? Un estudio científico reveló impresionantes resultados

A los osos se les caracteriza por estar motivados por la comida y tienen un increíble sentido del olfato, más que cualquiera de nosotros ante el delicioso aroma de un postre.

Por esa razón, la mujer evitó perder la calma y llamó a su vecino, Bob Belfiore; entre los dos querían ver si podían persuadir al oso para que se fuera. El oso entendió las indirectas y se dio por vencido; sabía que nadie le abriría la puerta y se fue antes de que el 911 llegara y de que los brownies estuviesen listos.  La parte positiva de todo el asunto es que a los osos no les hace muy bien el comer chocolate.

relayhero, boredpanda

La noticia se hizo viral porque la estación local de televisión WFSB lo reportó, también detalló las impresiones de la dueña de la casa y el vecino donde aseguran que, aunque parecieran tiernas las fotos donde se encuentra el oso tocando la puerta, fueron momentos bastantes aterradores porque lucía molesto por no alcanzar la comida.

Recuerda mantener precaución ante cualquier animal silvestre y llamar a las autoridades competentes para encargarse de la situación. ¡No olvides compartir!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!