Su esposo llama a la policía para que la arresten porque «se cansó de lavarle la ropa»

Es indudable que los tiempos han cambiado; lo notamos en los avances tecnológicos, en la manera de relacionarnos y por supuesto en los roles que hombres y mujeres adquieren dentro del entorno familiar.

Lo que antes era habitual que exclusivamente les competa a las amas de casa, como dedicarse por entero a las tareas del hogar, afortunadamente en la actualidad gracias a la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres, cada vez son más los que defienden la idea de que las tareas del hogar deben ser compartidas.

Sin embargo, todavía queda un largo camino por recorrer para que eso realmente se llegue a cumplir. Y son muchos los hombres, que criados en entornos radicalmente machistas, exigen a sus mujeres que sean prácticamente sus «sirvientas».

Como sucedió con un hombre que llegó demasiado lejos con sus exigencias maritales

Los hechos sucedieron hace un tiempo ya, pero por tratarse de un tema que desató la furia del colectivo femenino, se ha vuelto viral nuevamente en las redes.

Dulce Requena García, de 21 años de edad, vivía en su hogar junto a su marido, Edgar Iván Pérez Alvarado, de 26.

La joven se dedicaba exclusivamente a las tareas de la casa, mientras su esposo traía el pan al hogar, trabajando como conductor de un trailer.

Pero al parecer la paz familiar se perturbó por completo cuando Dulce, cansada de hacerle todo a su marido, decidió rebelarse y dijo no estar dispuesta a lavarle más la ropa.

La pareja vive en el domicilio de la madre de Edgar, por lo que la situación se tornó más y más tensa.

El hombre, en vista de que su mujer no estaba dispuesta a lavarle la ropa y además empezó a insultarlo y amenazarlo, y no se calmaba, se indignó por completo y se vio en la necesidad de llamar a la policía para que arrestaran a su mujer.

La Policía Militar se presentó en el domicilio de la madre de Edgar tras su pedido, e increíblemente, Dulce fue detenida y puesta tras las rejas.

Los hechos sucedieron en el barrio Fuerza Voluntad y Trabajo, mejor conocido como la “Borreguera”, en México.

Tras ser capturada por los agentes, la mujer permaneció detenida a pesar de que Dulce es madre de 3 pequeños menores de apenas 2, 4 y 6 años.

Edgar, además alegó que su mujer «no les da la atención que merecen los pequeños, y que pasa todo el día acostada viendo televisión».

Sin embargo, Dulce aseguró por el contrario, que su esposo nunca está en la casa debido a su trabajo como conductor de un trailer, y además dijo que el hombre le era infiel con otra mujer.

Dulce permaneció detenida durante 12 horas porque no tenía dinero para pagar la multa de 400 pesos (20 dólares) que le habría permitido salir inmediatamente en libertad

Las redes no tardaron en mostrarse totalmente indignadas, sin poder creer que en pleno siglo XXI se sigan dando estos casos de machismo.

Déjanos saber qué opinas sobre la decisión del marido de esta mujer al detenerla sólo por no querer lavarle su ropa. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!