Muere un bebé de 5 meses por apendicitis tras ser sólo examinado por la crisis del coronavirus

Un bebé de apenas 5 meses de edad falleció el pasado 2 de abril a causa de una apendicitis, que los médicos no fueron capaces de detectar. A pesar de la insistencia de la madre y debido a que la crisis del coronavirus los desbordó tanto, no supieron intervenir a tiempo.

Los hechos tuvieron lugar en la localidad de Dos Hermanas, Sevilla

Los angustiados padres vieron cómo su bebé empezó a enfermar con fiebre variable de 38 y 39 grados, desde el 29 de marzo. Solicitaron atención médica, pero no recibieron el apoyo que tanto necesitaban.

Contaron que con todas las advertencias de los medios y de las autoridades, de que no llevaran a sus hijos al hospital para evitar un contagio, a no ser que fuera una grave emergencia, decidieron esperar; cuando llamaron al 112, también les dijeron en repetidas ocasiones que esperaran.

Pero en su desesperación, al día siguiente lo llevaron al Centro de Salud San Hilario, donde revelan que los trataron mal, pero a la final los atendieron en Urgencias.

La pediatra exploró al bebé, apenas le miró la garganta y le tomó la fiebre. Pero nada parecía preocuparle demasiado, advirtió que a lo mejor era otro virus y que siguieran administrándole paracetamol.

«Le ponen paños fríos para bajarle la fiebre y ya está», cuenta la madre.

La madre insistió en su preocupación, pero la pediatra les repitió que debían estar tranquilos, «que era normal». Al día siguiente, el 31 de marzo, llamaron a la madre para ver cómo seguía su bebé, pero los síntomas persistían: fiebre cambiante, diarrea, fatiga, náusea. Los sanitarios sólo tomaron nota y no hicieron nada más.

Los padres sólo sentían más desconsuelo y poco apoyo de los médicos. Hasta que al día siguiente por la mañana, el 1 de abril, llamaron al 112 porque la fiebre no cedía. Pidieron que les permitieran llevarlo a un hospital, pero les dijeron que no. Un pediatra diferente, en su lugar, los atendió por teléfono.

«Él miró la historia clínica y, para nuestra sorpresa, nos dijo que la anterior pediatra había puesto: ‘Gastroenteritis’. Le dije: ‘Pero si a mí no me ha dicho nada de gastroenteritis… ¿Por qué no nos lo han dicho antes? Es que tiene una fiebre que no la veo normal, igual sería bueno que le hicieran más pruebas», le informaron.

Pero tampoco hizo más el médico, sólo le pidió calma y que de 3 a 5 días se le pasaría con paracetamol. La desesperación y la impotencia de los padres iba en aumento, hasta que el 2 de abril, sucedió la horrible tragedia.

«Vimos que se le empezaba a hinchar la barriga, pensamos que podían ser gases, pero de pronto le dieron como convulsiones… Nos asustamos mucho, nos la llevamos corriendo al centro de salud San Hilario«, explican los padres.

Al ver el cuadro del pequeño, los atendieron de inmediato, pero ya era demasiado tarde.

«Le dio la primera parada cardiorrespiratoria, consiguieron sacarlo, y llamaron ellos mismos al 061, porque decían que no tenían recursos para atender aquello. Lo llevaron en una ambulancia al Hospital Virgen de Valme», cuenta la madre.

«Cuando llegamos salió una enfermera y me llevaron a un cuartito. Allí me dijeron que había fallecido, que al entrar en el hospital le había dado su segunda parada cardiorrespiratoria, y que ahí no habían podido sacarle. Fue el forense el que nos dijo de qué había muerto: apendicitis. Estaba a punto de cumplir seis meses».

La pareja, en medio del dolor, ha preferido mantener el anonimato, pero ha acudido a los medios para contar su caso para que no le suceda a nadie más.

«Nosotros entendemos que la situación es especial y difícil para todos, para los médicos y también para los demás… Pero no han sabido o no han querido tratar a mi hijo. Estaban tan dedicados al coronavirus que se han olvidado de lo demás. Queremos que se haga justicia».

El caso ahora ya está en manos de la Fiscalía gracias a que se han apoyado en la Asociación del Defensor del Paciente de Carmen Flores, quienes relatan que además han acumulado un gran número de casos de graves negligencias como estas.

Comparte esta noticia para ayudar a estos devastados padres a levantar la voz, es verdad que la situación es crítica pero ningún bebé merece pagar con su inocente vida tanta indolencia, tanto descontrol, tanta negligencia…

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!