Muere repentinamente el futbolista de 21 años que conmovió al país entero por su triste pasado

El mundo del fútbol está de luto. Tener que anunciar la partida repentina de un joven futbolista de 21 años, con un futuro prometedor, ciertamente no es fácil para nadie. Pero lo que sucedió con este muchacho es más desgarrador aún.

El Club La Roma, en cuya cantera había militado el joven de Camerún, Joseph Bouasse Ombiogno Perfection, durante dos temporadas, ha anunciado la trágica noticia. Los hechos sucedieron el pasado domingo por la tarde, a causa de un infarto fulminante.

“El AS Roma llora la muerte del ex jugador del equipo juvenil Joseph Bouasse Perfection y abraza a sus seres queridos en este momento tan doloroso”, escribieron en Twitter.

Y aunque es tremendamente dolorosa la partida de cualquier joven, la historia de Joseph adquiere un tinte aún más dramático.

Joseph Bouasse Ombiogno Perfection nació el 1 de septiembre de 1998, en Yaundé, la capital de Camerún

No era el futbolista camerunés más reconocido. Pero el destino le hizo la peor de las jugadas cuando llegó a Italia con apenas 16 años en el 2015 y desde entonces conmovió enormemente a la opinión pública local.

Joseph, como cualquier joven futbolista de un país del tercer mundo, curtido por la pobreza y el dolor, sólo soñaba con un futuro mejor en Europa, sabiendo que su único valor era su talento con el balón. Y confiando en un supuesto agente que le ofreció el oro y el moro, asegurándole una carrera en el fútbol, accedió a viajar.

Pero todo terminó de la peor forma cuando se encontró abandonado en la principal estación de ferrocarriles de Roma, Termini, y siendo víctima de los engaños del hombre que no era ningún agente, sino un traficante de personas sin escrúpulos.

Así, siendo un menor de edad, estaba al otro lado del mundo, sin conocer el idioma ni tener a nadie que le pudiera tender una mano, y con el corazón destrozado. Pero Joseph había soñado y dibujado su futuro tantas veces, que no se daría por vencido y se las arreglaría como fuera para salir adelante.

Afortundamente, el Liberi Nantes, un equipo que acogía a refugiados y solicitantes de asilo político llegados a Italia, le abrió las puertas en el año 2007, y ahí empezó el inicio de su andadura en las ligas menores.

Haciendo serios esfuerzos para superar sus traumas del pasado, encontró en el fútbol su escape, y se convirtió en uno de los centrocampistas más destacados del equipo. Al punto que tras un partido amistoso contra La Roma, en el año 2016 vieron su talento y decidieron ficharlo para  las categorías inferiores.

Su rendimiento fue tan bueno que en varias ocasiones le llamaron a entrenarse con el primer equipo, al lado de estrellas como Totti, De Rossi hijo, Salah, Dzeko o Nainggolan.

Pero por bueno que fuera, desgraciadamente no podía ser parte del equipo de primera división por las leyes que prohíben a extracomunitarios, así que en 2017 fue cedido al Vicenza de la Serie B. En octubre de 2018 parecía que su sueño de ser futbolista se acababa, al quedarse sin equipo, pero en febrero de 2020 el Universitatea Cluj de Rumanía le ofreció un contrato. Sin embargo, por el coronavirus no pudo debutar.

Tras la noticia de su partida, diversos clubes y jugadores han acudido a las redes para expresar masivamente su dolor.

Antonio Rüdiger, actual jugador del Chelsea, que jugó junto a Joseph en La Roma, se mostró especialmente afectado y escribió:

«Noticias horribles: estoy muy triste por esto. Descansa en paz, mi hermano. Un talento joven que se fue demasiado pronto de nosotros. ¡Condolencias a toda la familia!”.

En los últimos años, muchos futbolistas cameruneses han muerto prematura y trágicamente por diversos motivos.

Es realmente lamentable que este joven que nunca lo tuvo fácil en la vida haya partido antes de tiempo. Hay muertes que definitivamente nos resultan incomprensibles. ¡Vuela alto, campeón!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!