Pierde la vida junto a sus hijos mientras cumplía una “tradición menstrual” prohibida por la ley

Amba Bohara, de 35 años, y sus dos pequeños de 7 y 9 años, se han sumado a la larga cadena de víctimas mortales a causa de la obsoleta tradición hindú que aún viven ciertos grupos conservadores de su país, Nepal.

Se trata de la costumbre ancestral en que las mujeres son obligadas a alejarse de sus hogares y de sus actividades habituales, mientras dura su ciclo menstrual.

Son confinadas a la fuerza en una especie de cabañas insalubres para vivir la tradición llamada “Chhaupadi”.

La tragedia sucedió en el interior de una de estas chozas en el oeste de Nepal.

La costumbre indica que las mujeres deben ser castigadas durante sus días de menstruación, bajo la creencia de que la sangre es impura.

Mientras dura el exilio, deben cumplir con la estricta prohibición de tener contacto con otras personas, comer, tocar al ganado y hasta tener acceso a un libro.

En medio del encierro en una de estas “cabañas menstruales”, Amba sintió que el frío era tan insoportable que se vio obligada a encender una hoguera para calentar a sus pequeños, olvidándose que al no tener la ventilación mínima, en cuestión de minutos el humo tomaría posesión del mínimo reducto.

Al cuarto día de permancecer encerrada, Amba y sus hijos fallecieron a causa de la inhalación del humo, según informaron los medios locales.

El informe policial reveló que se encendió una punta de la manta con el fuego, llenando de humo todo el rincón.

Las pésimas condiciones en las que viven estas mujeres y las cifras de fallecidas por estas causa llevó al Tribunal Supremo de Nepal a abolir la práctica religiosa en 2005, y a penalizarla en 2017.

“Cualquier persona que forzara a una mujer a exiliarse en una ‘cabaña menstrual’, sería condenada con hasta 3 meses de prisión o a pagar una multa de 30 dólares”, recoge el texto de la nueva ley.

Pero increíblemente, a pesar de irse en contra de lo que dicen las leyes, las familias muy conservadoras siguen imponiendo esa carga a las mujeres y estigmatizándolas de por vida.

CNN

La muerte de Amba ha sido la cuarta a causa de la costumbre de “Chhaupadi” en Nepal, en algo más de un año, después de que dos jóvenes de 21 y 15 años fallecieran por hipotermia; y otra de 18 años por la mordedura de una serpiente, mientras permanecían confinadas en las “cabañas menstruales”.

En India, por otra parte, la realidad no es menos dura; las mujeres sufren durante su periodo menstrual limitaciones como la prohibición de manipular alimentos o cocinar y la obligación de dormir en una habitación o en camas separadas de su pareja o familiares.

Levantemos la voz para que los organismos internacionales intervengan para poner alto a estas prácticas retrógradas que atentan ante todo con los derechos humanos más básicos. Comparte esta noticia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!