Muere la cantante Rafaella Carrá a los 78 años – “Se ha ido a un mundo mejor”

Rafaella Carrá murió este lunes a los 78 años de acuerdo con información de la cadena de noticias de Italia RAI. El mundo ha quedado consternado con la noticia porque no se había hecho público que la cantante padecía una enfermedad contra la que tenía tiempo luchando.

La pareja de la cantante y presentadora italiana Sergio Lapino, informó lo sucedido:

“Rafaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre”, dijo en un comunicado.

La cantante fue reconocida mundialmente por canciones como: ‘A far l’amore comincia tu’, ‘Tanti Auguri’ o ‘Caliente, caliente’. Su carrera comenzó cuando apenas tenía 9 años y se convirtió en estrella RAI, ella fue la inspiración de Susana Giménez, los musicales con sus canciones siguen teniendo éxito.

El apellido artístico de Rafaella es para rendirle homenaje al pintor italiano Carlo Carrá, líder del movimiento futurista, nacido en el siglo XIX y que murió en la mitad del XX.

Rafaella vivió dos siglos, y dos milenios, fue una artista que hizo historia con su talento. El pasado 18 de junio celebró su cumpleaños número 78, en Italia, era reconocida como la celebridad más jovial, simpática y divertida.

Además de destacarse como cantante en Italia, América Latina y España, fue actriz y presentadora de diversos programas televisivos.

El canal Televisión Española le cedió un importante espacio llamado “La hora de Rafaella Carrá”, que se transmitió en 1976.

En el año 1992 estrenó su propio programa “¡Hola Rafaella!”, y recibió en el plató a las figuras más reconocidas del mundo, como: Celia Cruz, Pedro Almodóvar, Mel Gibson, Marisa Paredes, entre otras estrellas.

Durante su trayectoria Rafaella fue defensora de la comunidad LGTBI, en el año 2017 fue acreedora del premio World Pride.

En el 2014 lanzó su producción discográfica más reciente, con canciones en español, inglés e italiano. En una entrevista hablando sobre ese trabajo dijo: “Yo no quiero ser joven, yo quiero divertirme con los jóvenes”.

Rafaella nació en Bolonia, Italia, cuando la II Guerra Mundial desataba una grave crisis, sus padres son divorciados, fue criada junto a su madre y su abuela. Su pasión por el arte y la libertad la motivaron a bailar.

Estudió ballet clásico pero sus profesoras la subestimaron, le dijeron que no podría evolucionar porque sus tobillos eran muy delgados. Después incursionó en el teatro, y participó en comedias que le dieron un salto a la fama.

Compartimos un mensaje de solidaridad con la familia de la artista que siempre será recordada como una estrella del mundo del espectáculo. Se ha ido un talento invaluable para España, Italia y otros países.

Etiquetas: