Muere injustamente el ilustre voluntario que sirvió durante 69 años a la Cruz Roja

Entre los hombres más honorables que la Perla Tapatía de Guadalajara había parido, se encontraba Juan Roberto González Pulido, el “Comandante Pulido”, como le llamaban cariñosamente sus compañeros a este noble voluntario de la Cruz Roja de 91 años de edad.

El Comandante Pulido, desafortunadamente perdió la vida cuando fue absurdamente atropellado por un conductor inconsciente mientras intentaba cruzar una calle. 

Era un hombre trabajador, padre de familia y buen amigo que se destacó por el don de ayudar a los demás durante 69 años de su vida, siempre al pie del cañónUn tipo hecho de aquellas maderas de los hombres visionarios y de buen corazón, franco y fuerte como el roble.  

El trágico accidente ocurrió en las primeras horas del viernes, entre las calles de San Diego y la calzada Independencia en el centro de la ciudad mexicana, y fueron sus propios colegas paramédicos quienes, al ver la escena, trataron de auxiliarlo.  

La imagen del Comandante Pulido cargando cajas durante el sismo del 19 de Septiembre del 2017 le dió la vuelta al mundo

Sin embargoa pesar de haber sido trasladado a la clínica 46 del Instituto Mexicano del Seguro Social, ya no había demasiado qué hacer: el golpe recibido en su frágil humanidad, le cegó la vida al ancianito. 

Hicimos todo lo posible por socorrer al Comandante Pulido, pero fue demasiado tarde, murió momentos después”, comentó uno de los compañeros Juan Roberto.

Fue un 14 de abril de 1950 cuando González Pulido ingresó como voluntario a la Cruz Roja, donde participó en las labores de búsqueda y rescate de sobrevivientes tras las explosiones del 22 de abril de 1992, en el sector Reforma de Guadalajara. 

Asimismo, el intrépido y abnegado rescatista vivió decenas de huracanes, sismos y accidentes, salvando cientos de vidas, por lo que se ganó el cariño, el respeto y la admiración de todos en la comunidad. 

Don Juan Roberto fue un hombre al cual nunca le gustó que le rindieran pleitesía, cuya bandera fue siempre la sencillez y la franqueza, un hombre para quien los lazos de la amistad y la entrega desinteresada traspasaron fronteras infinitas. Paz a sus restos.

Quienes tuvimos la fortuna de contar con su amistad, hoy en su último viaje nos quedamos tristes y desolados por tan gran pérdida, pero sabemos que estará feliz desde el cielo”, aseguró otro de los colegas del Comandante Pulido. 

 Jorge González, «El Comandante» y Pablo Carrera colaboraban juntos como veteranos de la Cruz Roja

Lo despidieron con todos los honores en las instalaciones de la Cruz Roja de Guadalajara, donde tantas experiencias y satisfacciones obtuvo a lo largo de casi toda una vida dedicado al servicio a los demás. 

Hoy le decimos adiós sabiendo que, desde el cielo seguirá muy pendiente de todos los que lo recuerdan con cariño y siguen su ejemplo de dedicación y de verdadera amistad. DefinitavementeJuan Roberto González Pulido, “El Comandante Pulido”, seguirá viviendo en los corazones de quienes lo recuerdan como el gran hombre que fue. 

 Comparte esta historia con tus amigos, familiares y seres queridos y juntos, démosle un aplauso y honor, a quien honor merece. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!