Muere el niño de 2 años al que sus padres dejaron a cargo de sus tíos para ir a la iglesia

Comer frutas es algo saludable para el sano crecimiento de todos los niños. Sin embargo, siempre se debe hacer con la supervisión de un adulto y con las recomendaciones médicas dadas por un especialista en cada caso.

Algunos alimentos pueden ser fatales para los bebés

Lamentablemente, para un indefenso bebé brasileño comer una pequeña fruta redonda de origen asiático, conocida como azufaifa, fue fatal. Lucas Emanuel Carvalho dos Santos perdió la vida en el municipio de Campo Novo do Parecis, a 397 km de Cuiabá, la pasada noche del 19 de noviembre.

Los hermosos ojitos de Lucas dejaron de brillar cuando se atragantó con la azufaifa y tuvo que ser ingresado de emergencia en una unidad de salud, pero sufrió un paro cardiorrespiratorio y su cuerpecito pequeño no pudo resistir.

Es un hermoso ángel

El suceso está siendo investigado como muerte accidental. Hasta el momento se sabe que los padres de Lucas acudieron a una ceremonia religiosa y lo dejaron al cuidado de sus tíos. Fue su tía quien le dio al niño una fruta llamada azufaifa y, momentos después, el bebé comenzó a tener dificultad para respirar.

Los familiares llevaron al niño a la iglesia, donde estaban sus padres, y los presentes intentaron hacer que volviera a vivir. Una enfermera también estaba cerca del lugar y trató de ayudar en el rescate, pero Lucas no pudo resistir.

El caso ha generado polémica e indignación en las redes sociales. Muchos internautas piensan que fue una consecuencia del descuido al que lo sometieron sus padres por acudir a la iglesia y otros creen que es una situación que puede suceder a cualquiera porque los niños son susceptibles de ahogarse con todo.

“Dios mío, pobre tía. Los accidentes ocurren, en mi opinión la tía solo intentó complacer al niño y no imaginó que podría terminar de esta manera. Que Dios consuele a esta familia”, comentó un internauta.

Los familiares y amigos de Lucas están más que dolidos y afectados por lo sucedido, por lo que piden a las personas en las redes sociales ser más comprensivos y prudentes con sus comentarios.

“Qué triste. Que Dios consuele los corazones de esta familia. Y las madres y padres que comentan diciendo lo que debe o no darse a un niño, entiendan que pueden atragantarse con cualquier alimento. Conocí a una pareja que su hija murió atragantada con caldo de frijoles y ya tenía 2 años”, señaló otro usuario de las redes sociales.

Sin duda, se trata de un hecho tan impactante que es capaz de afectar a todo el que tiene niños pequeños en casa. Pero nada justifica el hacer comentarios hirientes a una familia que está pasándola muy mal y se encuentra con el corazón roto.

Nunca juzgues precipitadamente a nadie sin saber qué sucedió a fondo. Comparte esta impactante historia y cuida siempre de los niños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!