«Mis hijos sólo me tienen a mí»– Madre soltera de 39 años con cáncer terminal suplica un milagro

Giuliana Ramírez es una madre soltera de 39 años de edad, con 3 hijos de 17, 3 y 1 año. A pesar de no contar con el apoyo del padre de sus hijos, se consideraba la mujer más feliz, hasta que la vida la sorprendió con uno de los golpes más desoladores: sus días están contados.

Giuliana es una reconocida modelo profesional de Perú que vive en San Antonio, Texas

El devastador diagnóstico lo recibió después de realizarse una colonoscopia con biopsia, que determinó que padecía de un agresivo cáncer de colon. Pero eso no era todo… El segundo golpe vino después.

«El mismo doctor lloró y me dijo que no era sólo cáncer de colon sino que estaba en fase terminal, ya había hecho metástasis en el hígado, pulmones, pelvis y muy probablemente en los ganglios linfáticos», revela la madre.

Por su parte, Giuliana ha sacado la fuerza de donde no tiene para afrontar esta batalla completamente sola, sin siquiera ser capaz de contarle el duro diagnóstico a su hijo mayor, mientras trata de aparentar que nada pasa, a la par que los dolores que padece muchas veces son insoportables.

«Yo lo único que pienso es en mis hijos, que yo estoy sola, que ellos no tienen a nadie más«, comenta devastada. «Pensar que probablemente no los veré crecer, qué será de ellos».

Giuliana recuerda con especial dolor el momento en el que le comunicaron la noticia:

«Me tuvieron que poner morfina, lloré y lloré sin parar durante 4 horas seguidas diciéndole a Dios que por qué a mí».

La madre de 3 fue sometida a algunas cirugías y ya ha empezado a recibir quimioterapia y medicación para paliar en algo todos sus dolores. Pero en medio de tanto sufrimiento, un ángel apareció en su camino. Se trata de su sobrina de 20 años, quien conmovida con toda su situación fue la única de su familia que decidió dejarlo todo, incluidos sus estudios, para dedicarse por entero a cuidar de Giuliana y hacerse cargo de los niños cuando tiene que ir al hospital.

También declara la madre que una de las cosas más duras que tuvo que enfrentar fue el momento en que firmó la patria potestad de sus hijos a una amiga, quien se encargaría de los niños cuando ella ya no esté. ¡Es desgarrador! Pero al menos, cuenta con ella.

Recientemente, Giuliana reveló que se puso peor y permanece ingresada en el hospital, pero mantiene su fe puesta en Dios y declara:

«Sé que Dios no me hubiera dado estos angelitos a cuidar si no tuviera que yo estar aquí con elllos».

Ella está convencida que esto es apenas una tormenta que Dios le dio porque es fuerte, pero que pasará.

Ha decidido compartir su historia porque ella era una mujer aparentemente saludable, comía sano, hacía deporte, era vegana.

Pero advierte: «Las personas no deben esperen a tener 45 años para realizarse una colonoscopia, esta es la guerra de mi vida, nunca pensé que me llegara a pasar a mí».

Si quieres ayudar a esta madre puedes comunicarte con ella a su WhatsApp al número 00 1 (210) 426-5430, en Estados Unidos. También puedes donar en GoFoundMe, donde casi se ha reunido 200.000 dólares de la meta de 225.000.

Enviemos toda nuestra fuerza y oraciones a esta devastada madre para que se opere en ella el milagro que necesita y pueda ver crecer a sus pequeños como tanto desea. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!