Las imágenes de los mineros después de rescatar el cuerpo de Julen

Durante 13 días, un equipo de 300 profesionales se han dejado la piel para lograr culminar el rescate del pequeño Julen, que cayó en el pozo el pasado 13 de enero.

Entre ellos, se cuentan bomberos, guardias civiles, ingenieros, psicólogos, mineros, voluntarios… Sin contar toda la comunidad de Totalán, que han abierto las puertas de sus casas de par en par mostrado su vena solidaria más profunda ante el dolor de los padres de Julen, que atraviesan la pérdida de su segundo hijo.

A pesar de que detrás de cada operativo hubo innumerables horas de trabajo y la planificación más concienzuda para lograr rescatar al pequeño con vida, y siempre garantizando al máximo la seguridad del equipo de élite, así como la posible supervivencia de Julen, finalmente “el milagro” no sucedió.

Pero no existen palabras para describir lo que estos héroes han mostrado al mundo, con toda su capacidad de trabajo bajo presión, su solidaridad y su esperanza inquebrantable.

Antes de abandonar el cerro de Totalán, todo el equipo de rescatadores se tomaron una foto, pero es innegable que se podía notar su rostro serio que revelaba que la “procesión la llevaban por dentro”, por la tristeza y la consternación de no haber podido devolverles a los padres a su pequeño con vida.

Las fuerzas de seguridad y el equipo de élite de rescate abandonaaron la zona a lo largo de la madrugada. Y donde antes era un terreno repleto de maquinarias y operarios trabajando al unísono, ahora quedó en silencio total.

Ha empezado a circular un video con las primeras imágenes de los mineros después del rescate, mientras llegaban totalmente exhaustos al hotel tras 32 horas de trabajo sin descanso.

Este es el momento que retrata sus rostros cansados, satisfechos por el cumplimiento del deber, pero con el corazón encogido, como el de todos los que hemos seguido las angustiantes tareas de este rescate:

A pesar de que en todo momento, prefirieron el anonimato, es imposible que no sean identificados y aplaudidos por su eficaz labor. Estos son los nombres de los héroes del pozo de Totalán.

Sergio Tuñón: Es el director técnico de la Brigada de Salvamento desde 2012. Ha encabezado otros importantes rescates.

Antonio Ortega: Ha sido una de las últimas incorporaciones en esta brigada de élite, vinculado a la minería desde la infancia.

Maudilio Suárez: Es uno de los mejores especialistas con que cuenta la Brigada de Salvamento, lleva 10 años participando en rescates de alto riesgo.

Lázaro Alves Gutiérrez: Su padre fue uno de los mineros fallecidos en el accidente del pozo Nicolasa en 1995, y esa fue la razón por la que decidió unirse a este equipo.

José Antonio Huerta: Otra incorporación reciente y un gran especialista de prestigio.

Jesús Fernández Prado: Cuenta con más de 10 años de experiencia en salvamento minero.

Rubén García Ares: Uno de los mineros especialistas más jóvenes de la Brigada de Salvamento.

Adrián Villarroel: Se incorporó al grupo de salvamento durante los últimos 10 años y hay una razón sentimental profunda que le llevó a unirse.

LV

“No somos héroes, sólo somos trabajadores”, fue el lema de los mineros que cavaron a mano el túnel de la esperanza.

No pudo ser, pero ellos estaban dispuestos a dar la vida si habría sido preciso…

A todos ellos les debemos la tranquilidad de los padres del pequeño y es un orgullo saber que contamos con profesionales de esta talla. Se merecen todos los reconocimientos y ya acumula casi más de 120.000 firmas la petición para que se les otorgue el Premio Princesa de Asturias 2019. ¡Puedes firmar tú también aquí!

No te vayas sin compartir la labor de estos héroes con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!