«Mi mamá se cayó» – La reacción de una niña de 5 años cuando su mamá sufrió un paro cardíaco

Jodie Michael, de 25 años, está agradecida con su hija pequeña de 5 años no sólo por ser su mayor tesoro sino porque además le ha salvado la vida.

Mientras Jodie preparaba a la pequeña Aria para la escuela sufrió un ataque al corazón y se golpeó la cabeza al caer pero su niña estaba allí para auxiliarla. Con sólo 5 años Aria supo exactamente qué hace e incluso mantuvo la calma.

La colegiala tomó el teléfono para pedir ayuda a su abuela, a quién llamó y le dijo “mamá se ha caído”.

Jodie sufre una afección cardíaca, así que su madre supo de inmediato que el asunto podría no tratarse de un simple accidente y dio parte a los paramédicos antes de llegar ella misma al lugar. La acción de la pequeña sorprendió a todos, incluso a la madre cuando supo lo ocurrido.

«Me sorprendió, es muy inteligente. Estaba tumbada en el suelo con los ojos cerrados, pero ella estaba tranquila y le explicó a su abuela todo lo que necesitaba saber.

No recuerdo mucho después del colapso, pero cuando recuperé la conciencia estaba preocupado por Aria”, dijo Jodie.

La madre, de Rotherham, South Yorks, confiesa que debido a su condición ese tipo de colapso le atemorizan, pues no sabe cómo podría reaccionar su niña. Sin embargo, Aria ha demostrado ser más lista de lo que muchos creían.

«Es tan brillante. A veces me da pánico pensar que puedo colapsar así, pero conocer qué haría mi hija a mi alrededor me da consuelo. Estaba molesta porque pensé que debía ser yo quien la cuidara, no al revés. Era como si fuera mi madre», reveló la mujer.

Al llegar los paramédicos, Jodie fue trasladada al Hospital General de Rotherham donde pudo recuperarse para fortuna de todos y gracias a la rápida acción de su pequeña. De hecho, así le informó Jordán, uno de los especialistas que auxilió a Jodie durante el camino de la casa al hospital.

«El tiempo era esencial y, afortunadamente, Aria estaba en acción», dijo el paramédico Jordán, de 27 años.

Todos en la familia están sorprendidos y agradecidos con la pequeña Aria, quién no entiende muy bien lo sucedido pero está feliz de haber hecho lo correcto. Eso sí, la pequeña no desea que su mami se tumbé más al suelo de esa forma.

“Espero que mamá esté orgullosa. Espero que no vuelva a caerse”, dijo Aria.

Nos complace que esta historia haya tenido un final feliz, gracias al pensamiento rápido de la niña.

Como padres es siempre importante hablar con nuestros hijos sobre las acciones a tomar en momentos como estos, más si el adulto sufre de una condición médica especial. Que el pequeño conozca los números de las personas a las que puede pedirle ayuda es siempre importante.

Comparte esta nota y que el acto heroico de Aria ayude a inspirar a los adultos a preparar a sus niños para emergencias como estas. ¡Una simple información puede salvar una vida, comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!