Médico queda desconcertado con el diente de leche que acabó en el tímpano de un niño de 3 años

Sabemos de sobra lo traviesos que pueden ser los niños, y es por eso tan necesario no dejar de supervisarlos ni un solo segundo.

Pero una madre de Oadby, en el Reino Unido, estaba muy confundida y preocupada cuando su pequeño de 3 años comenzó a quejarse durante varios días de una molestia en el oído.

Como toda madre en un caso así, pensó que se trataría de alguna infección y lo llevó a un conocido otorrino llamado Neel Raithahta.

Pero cuando el doctor lo examinó, pronto se dio cuenta de que se trataba de algo extraño alojado en el tímpano del menor. Sin embargo, no se preocupó demasiado, creía en un principio que no era más que piel muerta alojada en el oído.

Minutos después quedó totalmente en shock con lo que descubrió

Se trataba nada menos que de un diente de leche, que sólo Dios sabe cómo, terminó en el tímpano del travieso pequeño.

Raithahta compartió un video del insólito procedimiento en su canal de YouTube, que ha causado las más diversas reacciones en las redes:

“El diente estaba alojado contra el tímpano y habían estado tratando de extraerlo con gotas, pero se pegó al tímpano, que estaba inflamado», dijo Raithahta.

Raithahta es conocido en Youtube como el «removedor de cera»

En el video, se puede escuchar al audiólogo reaccionar en estado de shock mientras examina el «objeto duro esmaltado» alojado en el tímpano.

En un primer momento se lo escucha dirigiéndose al menor:

«No tengo ni idea de qué es esto… ¿Recuerdas lo que te pusiste en la oreja?»

Solo al mirar más de cerca el objeto blanco, el doctor realmente descubre que es un diente de leche.

El diente que permaneció en el oído del pequeño

A través de un mecanismo eficaz de succión el «diente intruso» pudo finalmente ser extraído, dejando a su madre helada.

Dada la corta edad del menor, su madre supuso que los compañeritos del jardín lo persuadieron para que se introdujera el diente en su oído. Pero el pequeño en realidad nunca confesó la verdad, así que para la madre seguirá siendo un misterio sin resolver.

La mayoría de los niños pierden sus dientes de leche alrededor de los seis años, y algunos pierden dientes desde los cuatro. Por lo que resulta casi imposible que sea un diente del pequeño en cuestión.

No es la primera vez que el «removedor de cera» ha tenido que sacar objetos extraños de los canales auditivos de sus pacientes. En otras ocasiones, ha extraído lápices, ramas, y hasta pilas.

Muchos de sus videos causan conmoción en los internautas y algunos son tan impactantes que Youtube ha terminado por bloquearlos.

Déjanos saber qué opinas del insólito objeto que tenía este pequeño en su oído. ¿Te ha pasado con tu hijo algo parecido? No dejes de compartirlo con tus amigos.