“Me rechazaron por mi cuerpo” – Responde a quienes le exigieron que se cubriera en la piscina

A lo largo de los años las modas en los trajes de baño han cambiado mucho. Antes se utilizaban piezas que cubrían gran parte del cuerpo pero ahora existen todo tipo de bikinis que se ajustan a los diferentes gustos y estilos.

Sin embargo, todavía existen muchos debates sobre cuándo un traje de baño se vuelve demasiado revelador.

Todo sucedió en el Complejo deportivo y de ocio Hillingdon de Uxbridge, Reino Unido.

Se trata de una prenda de vestir para disfrutar del agua y tomar un poco de sol; pero muchas personas encuentran inapropiados algunos diseños.

Nicole Bernardocchi acudió a un centro de ocio con su prometido y su cuñado. Estaban seguros de que pasarían un rato ameno pero la gerente del lugar tuvo que llamarla para decirle que debía cubrirse.

“Fue realmente vergonzoso. Yo iba camino al sauna pero me llamaron delante de todos”.

Al principio, Nicole sintió que las mujeres la observaban demasiado y que susurraban tras de sí. Decidió no darle importancia y procedió a pagar para poder disfrutar de un divertido día en la piscina.

En recepción, le dijeron que había algunos niños recibiendo clases de natación así que el costo sería un poco más bajo de lo normal.

“Me sentí demasiado avergonzada. No pienso volver allí jamás”.

Lamentablemente, no llegaron a disfrutar de la piscina. La gerente llamó a Nicole y le pidió hablar con ella a solas. Le dijo que desde que llegó, había recibido la queja de muchas madres. La única solución era que se cubriera con una toalla o simplemente no podría pasar el día en las instalaciones del Club.

“No estaba mostrando mis partes privadas y el traje de baño tenía doble tela así que nunca iban a ver nada a pesar de que se mojara”.

Nicole quedó realmente en shock. Solía asistir allí pero nunca le había pasado algo así. Su traje de baño era de una sola pieza pero seguía siendo considerado por muchos como demasiado revelador.

“Mi prometido les preguntó cuál era el problema porque realmente no estaba siendo demasiado reveladora. Sólo dijeron que debía usar una toalla para cubrir mi espalda”.

Nicole decidió que lo mejor sería simplemente irse de allí así que regresó a los vestuarios para cambiarse. Para ella, se trata de un acto de discriminación y asegura que el único problema era que resultaba muy atractiva para las otras mujeres del lugar.

“Me discriminaron por tener un cuerpo sexy. Sólo por eso”.

Desde que se dio a conocer su caso, ha comenzado un gran debate. Algunos la defienden y están de acuerdo con su punto de vista. Otros creen que en efecto el traje de baño puede resultar muy revelador porque la parte de abajo está hecha con forma de tanga.

¿Te parece que estaba siendo demasiado reveladora? Cuéntanos tu opinión y comparte esta nota que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!