McDonald’s despide a su director ejecutivo por mantener una relación amorosa con una empleada

McDonald’s, una de las empresas de comida rápida más famosas del mundo, tiene una política estricta que prohíbe que sus directivos mantengan algún tipo de relación sentimental con sus empleados.

Recientemente la junta directiva de dicha compañía ha dado a conocer que su director ejecutivo, Steve Easterbrook, sería despedido justamente por romper esta regla.

Easterbrook ha admitido que estas acusaciones son ciertas y de inmediato accedió a abandonar el cargo de director por haber incumplido en este mandato.

«Teniendo en cuenta los valores de la empresa, estoy de acuerdo con la junta de que es hora de que siga adelante”, escribió en un correo enviado a los trabajadores de la compañía.

Ahora se conoce quién será el nuevo presidente de la empresa, se trata de Chris Kempczinski, quien ya se encontraba ocupando el puesto de director en McDonald’s USA.

Kempczinski ha sido protagonista en la creación de un plan estratégico para McDonald’s, y ha colaborado en la transformación de esta cadena de hamburgueserías, para lograr que asumiera el puesto como una de las empresas más destacadas de la historia estadounidense.

Easterbrook había estado ocupando el cargo de director ejecutivo de la empresa desde 2015, y fue su gestión la que hizo posible que las acciones de la compañía se multiplicaran. Sin embargo, las visitas a la cadena habían disminuido considerablemente.

Easterbrook tiene 52 años y trabajó para McDonald’s desde 1993, cuando ingresó a la compañía como gerente en Londres, Reino Unido, y fue ascendiendo en la empresa.

Fue la junta directiva la que votó para despedir a Easterbrook después de realizar una revisión, aún no se conoce el monto que le otorgarán como indemnización, pues el director había estado percibiendo un pago de 15,9 millones de dólares estadounidenses anuales.

La noticia del pago que recibía ha estado causando desde hace algún tiempo la indignación de muchos trabajadores de esta franquicia, pues un empleado regular de la empresa gana apenas 7.473 dólares estadounidenses al año, lo que significa que Easterbrook ha estado ganando más de dos mil veces el salario de sus trabajadores.

Por otra parte, Easterbrook no es el primero en ser despedido por infringir una política de cero relación sentimental con trabajadores. Recientemente el jefe de Intel, Brian Krzanich, que se encontraba en la empresa desde 2013, renunció porque igualmente mantenía una relación con una trabajadora y esto iba en contra de las reglas de la compañía.

Comparte esta historia con amigos y familiares. Y haznos saber tu opinión al respecto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!