Mató a su hija adoptiva de 18 meses porque “era la reencarnación de Satán”

Un hombre de 31 años ha sido acusado de abusar y matar a su hija adoptiva, una bebé de 18 meses de edad, a la que maltrató durante meses. Sin embargo, él niega el asesinato.

El imputado se llama Matthew Scully-Hicks y está casado con un hombre 5 años mayor que él. La pareja decidió adoptar a la pequeña Elsie en septiembre de 2015, pero después de ocho meses de trámites se formalizó el proceso de adopción.

Pero tan sólo dos semanas después de que tuvieran la custodia legal, la bebé falleció a causa de severos traumatismos de cráneo y otras lesiones.

La pequeña Elsie ?

Elsie murió en University Hospital of Wales, en Cardiff, después de que los médicos decidieran apagar su respirador, ya que la menor no sobreviviría a sus traumatismos en la cabeza.

Después de la trágica muerte de Elsie, la policía examinó los dispositivos electrónicos del acusado, incluyendo su iPad, donde hallaron evidencia crucial.

En los mismos se encontraron grabaciones donde el sujeto afirmaba estar viviendo un infierno, y que “las horas de la comida y de dormir, eran una verdadera pesadilla”.

Matthew Scully-Hicks dice que no es responsable de la muerte de la bebé.

En las conversaciones que mantenía Matthew con su pareja, Craig, llegó a decir que la bebé era la reencarnación de Satán y que era una psicópata.

Mientras su marido trabajaba, Matthew cuidaba de la pequeña, pero no podía manejar la situación como padre. Sin embargo, Craig asegura no haber sospechado nada de lo que sucedía en la casa cuando él se iba.

Pero los mensajes que su marido le enviaba no dejaban duda. “Está llorando hace 10 minutos sin parar. Paró pero dudo que sea la última vez que la escuche esta noche” le dijo a Craig en uno de los mensajes.

Días después, le envió otro mensaje donde decía que Elsie era “Satán vestida como un bebé”.

La fiscal del caso, Paul Lewis QC dijo: “Elsie fue hallada sin vida por los paramédicos después de que Scully-Hicks la atacó en su casa en Fairwater, Cardiff, el 25 de mayo del año pasado”.

En la Corte se escucharon los mensajes que Matthew Scully-Hicks le enviaba a su marido.

“Las lesiones que causaron su muerte fueron infligidas por el acusado poco antes de llamar a los servicios de emergencia”, explicó el fiscal.

Sin embargo, luego se determinó que esta no había sido la primera agresión del imputado a su hija, había una historia de ataques y violencia hacia la menor.

A partir de diversos estudios médicos se descubrió que Elsie había sufrido dos fracturas, una cerca del tobillo y otra encima de la rodilla. Además, un examen post-mortem encontró que la bebé tenía sangrado anterior y reciente en ambos lados de su cerebro.

La muerte de la pequeña fue el resultado de todas las lesiones producidas, ese 25 de mayo de 2016, cuando su pequeño cuerpo colapsó y la situación no tuvo vuelta atrás, a pesar de los intentos de los médicos por salvarla. Dos días después Elsie fue desconectada y falleció.

El juicio sigue su curso y la situación del imputado, Matthew Scully-Hicks, todavía no se define.

¿Será condenado por la Justicia? ¿Cuántos años le darán?

VER TAMBIÉN:  El gesto de este doctor cuando su paciente se recuperó está conmoviendo al mundo - EMOTIVO

Comparte esta terrible historia y déjanos tu opinión sobre el caso.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!