Ante las críticas de algunos, esta mamá y sus seis hijos decidieron hacer esto con su cabello…

Phoebe Kannisto y sus seis hijos hicieron de su último corte de pelo un hermoso acto caritativo, esta familia es un orgullo para el mundo. Decidieron dejar crecer su cabello hasta llegar a tenerlo suficientemente largo como para hacer una donación valiosa a aquellos que tanto lo necesitan. ¡Qué admirable!

Andre tiene a penas diez años y es el hijo mayor de Phoebe. También están los gemelos idénticos de 8 años que se llaman Silas y Eemerson, los trillizos Herbie, Reed y Dexter de 5 años y la niña de dos años llamada Marah Taylor.

Una vez que llegaron a su largo ideal, acudieron a la peluquería Hizair Hair Salon todos juntos para llevar a cabo el plan. En total, esta familia se sacó cinco metros de cabello para donárselo a los niños de Children with Hair Loss, una organización que provee prótesis de pelo a aquellos en necesidad.

Phoebe explicó que la motivación para este bondadoso acto es la pérdida de una persona querida. “Hace tres años mi amiga perdió a su hijo porque estaba enfermo de cáncer. En el primer aniversario de su partida, mis tres chicos mayores donaron cabello en su memoria. Desde que hicieron eso nuestras vidas se han visto tocadas por el cáncer de alguna forma u otra. Mis hijos se han dedicado ayudar“, contó la mamá orgullosa.

Phoebe vive en las afueras de Nueva York, y ha estado donando su pelo desde que es una adolescente. Su última contribución fue en el 2014. Sus tres hijos mayores participaron en el 2015 por primera vez.

La donación más reciente marcó la primera vez que sus trillizos pudieron contribuir. Esperaron a que todos alcanzaran el largo mínimo y lo hicieron todos juntos como un acto simbólico de su labor extraordinaria.

VER TAMBIÉN:  Muere Gabriel Marshall, el niño cuyo padre se tatuó una cicatriz como la suya por amor

“Obviamente el pelo de cada quien crece a velocidad distinta. Así que tomó un tiempo considerable hasta estar listos todos”, contó Phoebe. Por ejemplo, Andre tardó un año en alcanzar la longitud para donar. Ya están planificando la próxima jornada, ya que la más pequeña del grupo está ansiosa por participar. Al menos le permitieron sentarse en el salón de belleza a ver cómo atendían a su mamá y hermanos.

El salón de belleza se negó a aceptar el pago por los cortes de cabello. “Insistieron en donar su tiempo y sus servicios ya que nosotros estamos donando cabello“, contó Phoebe.

También contó que sus hijos han sido víctimas de burlas de diversos compañeros de la escuela. Uno de ellos ha intentado explicar sus motivos, pero hay personas que simplemente no comprenden.

YouTube

Es muy conmovedor que tanto Phoebe como sus hijos estén tan comprometidos en una causa tan noble. Para los niños debe ser difícil escuchar las burlas de sus compañeros, pero lo afrontan de la mejor manera posible: explicándole a los demás la importancia de lo que hacen. También es responsabilidad de cada representante enseñarle a su hijo en casa los valores que deben tener los seres humanos.

Comparte la historia de esta admirable familia con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!