Graban el raro caso de una mamá gorila salvaje cuidando de su bebé de horas de nacido

Conservacionistas del WCS Congo Program, grabaron un increíble video de un gorila occidental de la llanura recién nacido viviendo en la selva del Parque Nacional Nouabalé-Ndok, en el Congo.

El pequeño tiene apenas una semana y las imágenes fueron filmadas el mes pasado, según lo que informan los investigadores del WCS.

El joven bebé gorila es hijo de Kingo, un macho de espalda plateada conocido por los investigadores y de Mekome, una gorila hembra del grupo.

El pequeño nació cerca del 17 de febrero cerca del Mondika Research Center, en la República del Congo y creen que la primera vez que lo vieron tenía apenas unas horas de nacido.

Este es el pequeño bebé filmado en el Parque Nacional Nouabalé-Ndok.

“Estamos muy emocionados por ser los primeros en ver emerger la nueva generación de Kingo”, contó Mark Gately, director de WCS. “Un bebé gorila representa una esperanza para toda la especie”.

Este es el quinto bebé de Mekome, y según lo estudiado, una hembra da a luz cada cuatro años. Este bebé pasará dos o tres años pegado a su madre y aprendiendo todo de ella. Y su nacimiento es un suceso bastante peculiar, por lo que genera expectativas en los científicos.

Aún no se separa ni un segundo de su madre.

Desafortunadamente, las chances de que un bebé gorila sobreviva en la naturaleza son muy bajas, pues los gorilas enfrentan muchos desafíos al vivir en la naturaleza, pues no sólo deben sobrevivir a los ataques de leopardos, sino también a los cazadores furtivos. Según las estadísticas, sólo uno de tres llegan a la adultez.

Estos gorilas no son fáciles de observar en la naturaleza, a excepción de algunas poblaciones que se han acostumbrado a la presencia de humanos.

Este es el video donde se ve al pequeño gorila con su madre.

Por eso es que estas imágenes del pequeño gorila pueden ayudar a los investigadores a comprender los comportamientos y el ciclo de vida de la especie.

Los bebés, indefensos y con un peso inferior a los 2 kilogramos, pasan los tres primeros meses de vida en los brazos de su madre. Cuando aumentan de peso y son más fuertes, pasan a la espalda de su madre durante dos o tres años. Sólo ahí se vuelven independientes.

Kingo y Mekome han sido observados por el equipo de WCS por décadas, trabajando conjuntamente con el Parque Nacional Nouabalé-Ndoki. Los esfuerzos realizados para monitorearlos a largo plazo les ha permitido seguir a ciertos gorilas y sus crías durante un tiempo que es crucial, para que la organización continúe estudiándolos y ayudando a su conservación.

Poder analizar la vida del pequeño desde sus primeros días es invaluable.

Youtube / WCS

Este programa, llamado Proyecto Modika Gorilas, se fundó en 1995 en Djéké Triangle, un bosque también localizado en el Congo, lindante a Nouabalé-Ndoki. Esta zona se conservó y no fue nunca talada, pues el objetivo es proteger la biodiversidad de estos bosques a través del estudio de sus habitantes y su comportamiento. El éxito de este proyecto recae en la alianza con las comunidades locales, generando actividades como el turismo ecológico con los gorilas.

El monitoreo diario de los gorilas y sus grupos sociales provee información suficiente como para entender la importancia de la supervivencia de la especie.

¿Qué te parece el trabajo que realizan con los gorilas?

Comparte este hermoso video y ayuda a concientizar sobre la importancia del cuidado de estas especies.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!