Él quiso sorprender a su mamá con esta foto, pero no se dio cuenta de un pervertido detalle

Gracias a las redes sociales, hoy en día resulta más que sencillo compartir con nuestros seres queridos detalles de nuestra cotidianidad. Ciertamente, puede resultar divertido ver a tu mejor amigo cepillándose los dientes en Snapchat o a tu tía le mostrándole a los usuarios de Instagram cómo es que se cocina un buen pavo. No obstante, es preciso que prestamos mucha atención a lo que hacemos, pues incluso la imagen más inocente puede esconder ciertos secretitos que mejor sería mantenerlos en privado.

Tal es el caso de Maison Vallance, de Tennessee, Estados Unidos, quien, muy orgulloso, quiso mostrarle a su madre que al fin había encontrado una camiseta que ella le había regalado tiempo atrás, pero lamentablemente, terminó mostrándole al mundo mucho más de lo que él y su novia hubieran querido.

Nada fuera de lo normal ¿no? Ahora mira con atención al copete de la cama:

“Tomé esta foto para mostrarle a mi mamá que encontré la camiseta que me regaló, pero Meghan es muy bella como para no postearla” son las palabras que acompañan la imagen que subió Maison a su cuenta de Twitter. Tal parece que el joven de 22 años olvidó un pequeñito detalle: la cuerda roja enganchada en la parte superior de la cama, lista para la acción.

Como es de esperar, el curioso elemento no pasó desapercibido ante los ojos de los seguidores de Maison y pronto alguien comentó: “Sé que me voy a arrepentir de esto apenas pregunte… Pero ¿Y la cuerda..?”

A lo que Maison simplemente respondió: “Para usos restringidos”.

Así, sin nada más que hacer que tomarse todo el asunto con humor, Maison contraatacó publicando una foto de él y Mhegan juntos diciendo “Ok, acabo de darme cuenta de que le mandé esta foto a mi mamá CON LAS CUERDAS ATADAS AL CABEZAL DE LA CAMA”.

VER TAMBIÉN:  13 eficaces consejos para ayudar a tu hijo a ser más independiente y mantener todo en orden

En un abrir y cerrar de ojos, el descuido de Maison se esparció como pólvora en la web y hoy en día su post ha sido compartido más de 60 mil veces. Por fortuna, su madre nunca abrió la foto, conformándose con la vista previa en la que claramente podía verse la camiseta, la sonrisa de Mhegan…Y nada más.

Twitter

Maison tuvo suerte esta vez y ha disfrutado tanto la atención que obtuvo gracias a su post, que incluso lo ancló en su línea de tiempo de Twitter. No obstante, esperemos que para la próxima vez sea un poquito más cuidadoso con las imágenes que decida compartir con su mamá.

¿Lección aprendida? ¡Que no te pase lo que le pasó a Maison! Comparte y comenta su divertida historia con todos tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!