El solidario gesto de un maestro para que sus alumnos no tuvieran que dejar de ir a clases

En la aldea rural de Baarali en Breahmavar taluk del distrito de Udupi, en la India, muchos niños se vieron obligados a abandonar la escuela a pesar de que tenían la voluntad de estudiar para salir adelante.

Lamentablemente no podían trasladarse sin complicaciones porque para llegar al centro educativo debían recorrer un área forestar de tres kilómetros.

Rajaram, profesor de ciencias y matemáticas, no quería que sus estudiantes tuvieran que dejar de asistir a las clases, así que decidió hacer algo al respecto.

Cuando notó que los estudiantes de Baarali y las aldeas cercanas abandonaron la Escuela Primaria Superior del Gobierno de Baarali hace más de un año pensó en una solución.

No hay vías de acceso desde las viviendas de los niños hasta la escuela. Hay un camino de barro a través del bosque. La mayoría de los alumnos comenzaron a dejar de asistir a clases porque sus padres tenían temor de dejarlos caminar seis kilómetros de distancia cada día en esas riesgosas condiciones”, relató el profesor.

Estaba tan afligido y preocupado por la situación que acudió a uno de sus antiguos alumnos, Vijay Hegde, quien dirige una empresa de administración de propiedades de Bangalore.

“Ante la alta deserción escolar, el personal de la escuela estaba disminuyendo e incluso tenían riesgo de cerrar el centro educativo. Cada semana se retiraban entre cinco o seis alumnos”, dijo Rajaram.

El maestro le propuso a su antiguo alumno comprar un autobús para poder trasladar a los niños.

Hace aproximadamente seis meses lograron reunir el dinero necesario para comprar el autobús y ofrecerles a los niños la oportunidad de seguir estudiando.

Vijay Hegde y Ganesh Shetty, junto a Rajaram, compraron el vehículo. Ante el alto costo de contratar a un chófer, el maestro decidió encargarse él mismo de hacer el traslado de los estudiantes.

Tramitó su licencia para conducir un autobús y comenzó a hacer el servicio de transporte, gracias a la iniciativa cuarenta alumnos se han reincorporado.

“Las clases comienzan a las 09:30 am, me aseguro de que todos los estudiantes lleguen a tiempo. Hay tres maestros, incluido yo y una directora en nuestra escuela. Uno de los maestros llega antes que los estudiantes del primer viaje lleguen para recibirlos”, dijo el maestro.

Nation

Rajaram gastó su dinero para pagar el seguro del autobús, también asume el gasto del diesel, ha demostrado su gran vocación de servicio y su compromiso por ayudar a los niños de la comunidad. Comparte su valioso ejemplo.