Recibió un extraño “paquete” envuelto en bolsas plásticas para que lo llevara a un orfanato

Cuesta mucho comprender cómo hay madres capaces de desprenderse sin piedad que ese ser que ha crecido en su vientre y que viene al mundo esperando su protección y cobijo porque es completamente indefenso.

Este es el caso de una madre que abandonó a su bebé recién nacida, en Fuzhou, al suroeste de China aproximadamente a 480 kilómetros del sur de Shanghai.

La mujer de apellido Luo, de 24 años pretendía enviar a su pequeña hija a un orfanato después de envolverla en bolsas de plástico el pasado 09 de agosto.

Lo que hizo esta madre fue entregarle el “paquete” a un mensajero para que lo trasladara a un orfanato. Este lo recibió, pero cuando notó que se movía y emitía sonidos se percató de que algo extraño pasaba.

Así que se detuvo de inmediato y encontró a un bebé empapado en sudor, las temperaturas ese día ascendían a 36 grados centígrados y el menor estaba cubierto totalmente por las bolsas plásticas.

Antes de que el mensajero recibiera el paquete la mujer no le permitió inspeccionarlo pero él jamás se imaginó que sería algo así.

Cuando abrió las bolsas se quedó sin aliento y las personas que estaban alrededor se volcaron a ayudar, hidrataron a la pequeña dejando caer agua en sus labios.

Finalmente denunció el hecho y las autoridades policiales lograron detener a la madre. La pequeña fue trasladada a un centro de salud en el distrito de Jin’an y afortunadamente los médicos comprobaron que está fuera de peligro.

A pesar de todo lo que sufrió pudo sobrevivir a la falta de oxígeno, las altas temperaturas y los movimientos bruscos a los que fue sometida. Además, lo más probable es que no haya sido bien alimentada.

VER TAMBIÉN:  Cuando las aspirantes de Miss Perú dijeron sus "medidas" dejaron a todos consternados

En China, hay una situación muy triste y alarmante: las niñas no son “deseadas”, muchas son abortadas, otras son abandonadas e incluso algunas son cruelmente asesinadas. Todo el rechazo es promovido por el régimen comunista que controla cuántos niños puede llegar a tener cada familia para combatir la sobrepoblación que se produjo cuando ellos instaron a los ciudadanos a tener muchos hijos.

En caso de que una pareja tenga un segundo o tercer bebé debe pagar una multa al Estado, y procuran que el primer y único hijo que traigan al mundo sea un niño para evitar las sanciones económicas y sociales.

El régimen emprendió desde hace muchas décadas una campaña exhaustiva de planificación familiar con medidas muy extremas para los ciudadanos para combatir el problema demográfico de asumir más de 10 millones de nacimientos al año.

theepochtimes

En la sociedad china hay patrones culturales muy arraigados sobre la familia, los hijos se encargan de cuidar a sus padres cuando envejecen mientras que las hijas se encargan de cuidar a los padres de su marido.

El sistema de seguridad social del Estado solamente cubre una tercera parte de la mano de obra del país, son muchos los jubilados que dependen de la compasión de sus hijos cuando ya no son capaces de ser productivos ni cuentan con ahorros para mantenerse.

No hay ninguna justificación para atentar contra la vida de un ser humano inocente. Nos consuela saber que la bebé rescatada se encuentra fuera de peligro. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!