Le dijeron que interrumpiera su embarazo porque su bebé tenía 3 piernas y celebra un milagro

A veces la naturaleza nos sorprende con casos que nos parece un misterio, que afortunadamente muchos son develados gracias a los avances de las investigaciones en el campo de la medicina, permitiendo un tratamiento acertado para lo que se considera un problema grave de salud.

Como el caso del bebé que nació con tres piernas, dos órganos genitales y sin orificio para defecar. La anormalidad este pequeño fue detectada cuando estaba en el útero de su madre, una mujer no identificada proveniente de una región de Rusia.

Tras una exploración de rutina en el proceso de gestación los médicos recomendaron a esta madre interrumpir el embarazo por un diagnóstico que reveló que su vida podría estar comprometida. 

Pero esta madre se negó a perder a su hijo y continuó con su embarazo con el seguimiento de los médicos que se preparaban para recibir a este pequeño.

La madre finalmente dio a luz al recién nacido en un parto natural en julio de 2018. Inmediatamente, el bebé fue intervenido con urgencia.

Este recién nacido desafió todo pronóstico de vida, desde que su madre se negó a interrumpir el embarazo hasta recuperarse satisfactoriamente de varias cirugías en Rusia.

Tras su nacimiento los médicos salvaron la vida de este bebé, quien se presume que era gemelo y no se desarrolló completamente en el útero de su madre.

“Lo más probable es que al principio fueran gemelos. La pierna del medio tenía dos talones. Tenía que ser dos niños, pero en el útero de la madre se convirtió en un solo bebé», reveló una fuente médica.

Después de un mes de nacido, el profesor y doctor Yury Sokolov, de 55 años, uno de los mejores cirujanos pediátricos de Rusia, con un trabajo conjunto con la doctora Evgenia Kartseva, lideró la intervención del pequeño para retirarle la pierna adicional que estaba ubicada entre las otras dos piernas.

Durante el mes de febrero de este año, los urólogos extrajeron los genitales adicionales del niño y el segundo conjunto de órganos urinarios.

Después de la cirugía de febrero el bebé nuevamente fue sometido a una nueva operación con el objetivo de reconstruir el ano.

En tres meses el pequeño guerrero necesitará una operación para permitir el uso normal del tracto digestivo, sin embargo, el infante camina y vive como cualquier otro niño de su edad.

Deseamos la completa normalidad del funcionamiento del cuerpo de este pequeño, pero gran guerrero de la vida. Comparte esta emotiva historia que nos regala un verdadero milagro de amor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!