El emotivo homenaje de Luis Enrique a su hija Xana, en el que hubiera sido su 13 cumpleaños

No existe mayor dolor para un padre que ver morir a un hijo. Tristemente, es lo que a Luis Enrique Martínez, el actual entrenador de la Selección Española de fútbol, le tocó vivir en primera persona con la prematura partida de su hija Xana.

Era el 29 de agosto de 2019, cuando el exfutbolista se despedía de Xanita, quien se enfrentó a una corta pero durísima batalla contra el c4ncer.

Luis

Tras varios meses de lucha tratando de hacerle frente a un osteosarcoma, un duro c4ncer que afecta a los huesos y es especialmente agresivo en los niños, la hija del entrenador perdía la batalla.

Con la siguientes devastadoras pero emotivas palabras, Luis Enrique daba a conocer al mundo la trágica noticia: «Nuestra hija Xana ha fallecido esta tarde a la edad de 9 años, después de luchar durante 5 intensos meses contra un osteosarcoma. Damos las gracias por todas las muestras de cariño recibidas durante estos meses y agradecemos la discreción y comprensión. Te echaremos mucho de menos, pero te recordaremos todos los días de nuestras vidas con la esperanza de que en un futuro nos volveremos a encontrar. Serás la estrella que guie a nuestra familia. Descansa, Xanita».

Desde entonces, el entrenador había aprendido a vivir su profundo duelo y su indescriptible dolor por dentro. Y no ha sido hasta ayer, en que por primera vez ha roto su silencio en escenas que tocan el corazón de millones.

Luis Enrique habla por primera vez sobre la muerte de su hija Xana, cuando habría cumplido 13 años

El día de ayer era realmente especial para Luis Enrique, pues la selección española se enfrentaba a un poderoso rival, Alemania, en su segundo partido dentro de la fase de grupos de la Copa del Mundo Qatar 2022.

Pero, a pocas horas del encuentro, el entrenador del equipo español se tomó el tiempo para grabar un emotivo vídeo para rendirle homenaje a su pequeña Xana, pues además era el día en que habría cumplido 13 años. 

Junto a su gran amigo Valentín, Luis Enrique aprovechó el recorrido matutino que dio en bicicleta por Doha para tener presente a su angelito en un día tan especial, en el que habría dado paso a una etapa tan importante: la adolescencia, y que el destino se lo arrebató para siempre.

«Hoy no solo jugamos contra Alemania. Hoy también es un día muy especial porque Xanita cumpliría 13 años. Amor, allí donde estés, muchos besos y pasa un gran día. Te queremos», dijo Luis Enrique, visiblemente emocionado en escenas que dan la vuelta al mundo.

«¡Te echamos de menos!», escribía en el vídeo, junto a 13 corazones de color azul, que al momento ha sido visto casi 3 millones de veces en el mundo entero, y acumula miles de muestras de cariño y apoyo hacia el entrenador de 52 años.

Y es que, si alguna pasión tenía Xana en la vida a su corta edad, era la música y su padre, por quien sentía una especial devoción. De hecho, el exfutbolista guarda con especial amor y añoranza varias imágenes suyas junto a su hija en el campo de juego.

Y eso no es todo, después de que España hubiera empatado con Alemania, Luis Enrique ha decidido ofrecer unas declaraciones inéditas que no tenían nada que ver con el resultado, sino precisamente con su hija, dejando a todos con un nudo en la garganta:

Y es que, hasta ayer Luis Enrique nunca había hablado públicamente de su dolor. Pero, finalmente rompió su silencio, y declaró:

«Ha sido un día especial para mí y para mi familia. Hace tiempo que lo es. Es evidente que no tenemos a nuestra hija, pero intentamos vivirlo con naturalidad, recordándola, riéndonos, pensando cómo actuaría en muchas de las cosas que nos pasan en el día a día. Así funciona la vida, no son sólo cosas bonitas, sino que también consiste en gestionar esos momentos».

Xana nació el 27 de noviembre de 2009, era la benjamina, la tercera hija del entrenador. Y, por su parte, Sira Martínez, la hija mayor de Luis Enrique, también se acordó de su hermanita, a quien pasaba con 8 años, y le escribió: «Feliz cumple, princesa, te echamos de menos siempre».

Todos nuestros pensamientos están con Luis Enrique, cada cumpleaños de su pequeña que la mira desde el cielo, será un recordatorio constante de su ausencia. Pero ella vela por él y toda su familia.