Los pasajeros la critican porque «es demasiado hermosa» para conducir un autobús

Desde hace algunas décadas que las mujeres decidieron romper con los estereotipos y han incursionado en áreas del conocimiento y desarrollado habilidades que estaban relegadas meramente a la figura masculina.

Cada día son más quienes dejan de lado los miedos y se animan a tomar incluso esos empleos que conllevan trabajo pesado.

En la ciudad de Brentwood en Essex, Inglaterra, una joven muy hermosa decidió salir de la rutina y, tras años de trabajo como cuidadora, ahora se ha convertido en la más hermosa y profesional conductora de autobuses de su localidad.

El trabajo que para algunos podría ser aburrido, resultó la gran pasión de Jodie Leigh Fox, de 24 años.

Pero estar detrás de un volante gran parte del día no ha significado para ella la renuncia a su feminidad ¡al contrario! Jodie deslumbra con su imagen a todos los pasajeros que recoge a diario.

Cuando tenía 21 años la mujer vio un anuncio de empleo en un autobús y decidió intentarlo. Los automóviles siempre le habían atraído, aunque para ese momento nunca había conducido un automotor grande.

La chica lo intentó y hoy en día ya maneja no sólo autobuses, sino autocares e incluso limusinas.

«Cuando dejé mi trabajo como cuidadora, descubrí que siempre había estado intrigada acerca de los autobuses, de conducirlos, sentarme cerca de la parte delantera con el conductor y me encantó manejarlos así que hice de ese sueño mi vida”, explicó.

Pese a que la joven ejerce ahora el trabajo de sus sueños y eso la hace feliz, a diario debe luchar contra los estereotipos. Son muchos los comentarios imprudentes que le hacen.

“He recibido tantos comentarios de pasajeros, principalmente hombres. Cuando ellos se suben al autobús, siempre tienen la misma reacción, que suele ser: ‘eres tan bonita’ o ‘nunca había visto a un conductor de autobús tan hermosa en mi vida’”, explicó Jodie.

De algún modo la joven ha aprendido a lidiar con esto, aunque algunos comentarios son molestos e incluso la motivan a renunciar a su empleo.

Ante los ojos de la sociedad pareciera que lo que ella ama hacer está mal, según explicó: «La gente ha dicho que soy demasiado bonita para ser conductora de autobús”.

Nadie pone en duda la belleza de la joven pero esto no debería hacer menos sus conocimientos y el coraje que le pone al ejercer una profesión comúnmente dominada por hombres.

«Tuve que hacer muchas pruebas para convertirme en conductor, no es tan fácil como la gente piensa. Tienes que hacer una prueba de inglés y matemáticas y unos cinco módulos diferentes antes de finalmente hacer tu teoría”, dijo Jodie.

La chica también reveló que la poca sociabilización con los compañeros de trabajo es otra de las desventajas del empleo. Además de que por su edad y género es una especie de extraña para muchos.

«No hay mujeres de una edad similar a la mía; me he hecho amiga de algunas personas en el garaje, pero normalmente obtengo mi tarjeta de servicio y luego me voy a mi turno», comentó.

Actualmente Jodie ejerce su trabajo con el mismo profesionalismo que demostró el primer día y desea que su historia se haga viral para inspirar a otras mujeres a luchar por sus sueños. No importa lo difícil o poco común que este parezca, si esta en tu corazón será mejor que corras tras él.

Las personas siempre van a hablar, así que mejor vivir y ser feliz trabajando en lo que amas. Comparte el ejemplo de esta joven y envíale tu apoyo pese a los comentaros insanos que recibe en ocasiones.