Los mejores amigos con un 2% de probabilidades de sobrevivir celebran juntos su graduación

Odin Frost y Jordon Granberry son dos jóvenes que se han convertido en una fuente de inspiración para muchos. Cuando nacieron, los médicos advirtieron que no tenían más que un 2% de probabilidades de sobrevivir. Sin embargo, han logrado dejar a todos boquiabiertos y se encuentran celebrando su graduación. Lo mejor de todo es que recorrieron este difícil camino apoyándose el uno al otro.

“Ambos caminaron en el escenario durante su graduación. Estuve más orgulloso que nunca”, recuerda Tim, el padre de Odin.

Cuando la mamá de Odin se encontraba embarazada sufrió de preeclampsia y el bebé nació tres semanas antes de lo esperado, había sufrido una fuerte hemorragia en el cerebro y era un verdadero milagro que lograra sobrevivir.

En aquel momento, los angustiados padres recibieron la noticia de que su pequeño jamás lograría caminar.

“Dijeron que si lograba alcanzar más de 7 años de edad, pasaría el resto de su vida en estado vegetativo”, recuerda Tim.

Sin embargo, la familia Frost nunca se rindió, le ofrecieron al pequeño todo el amor del mundo y a los tres años de edad lo inscribieron en una escuela para niños con necesidades especiales. Fue allí donde conoció a Jordon y se convirtieron en mejores amigos de manera instantánea.

Odin y Jordon pueden caminar algunos pasos, pero para distancias muy largas utilizan sillas de ruedas.

El caso de ambos era muy parecido, al pequeño también le dijeron que sus probabilidades de sobrevivir eran prácticamente nulas. De alguna manera, estos niños comprendían que guardaban una conexión muy especial.

“Se protegen mutuamente. Si uno de ellos sonríe el otro también lo hace”, explicó Tim.

En el caso de ambos, el daño cerebral había sido tan peligroso que los médicos aseguraron que no lograrían comprender más allá de la capacidad de un niño de 7 años. Sin embargo, a lo largo de sus años en la escuela demostraron que tenían mucho para dar.

Los dos jóvenes tienen actualmente 18 años de edad.

Odin habla muy poco, pero se relaciona bastante bien con las personas y comprende lo que sucede a su alrededor. Su amistad con Jordon jugó un papel muy importante en su crecimiento, ver a Jordon y a Odin celebrar su graduación es algo que hace muchos años parecía completamente imposible.

“La gente ha comentado cosas hermosas. Mi esposa y yo leemos lo que nos dicen y quedamos en lágrimas”, dijo Tim.

View this post on Instagram

Day 126

A post shared by Tim Frost (@quaruntim) on

Ha sido un momento muy especial para sus familias y quieren dar a conocer su historia para recordar a todos los padres que se encuentran en una situación similar que nunca deben perder las esperanzas.

Muchos creyeron que no lo lograrían, pero no hay nada que Odin y Jordon no puedan enfrentar gracias a su maravillosa amistad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!