Los maestros cambian las sanciones por “meditación” dejando a los padres desconcertados

La educación de los más pequeños no es tarea sencilla. Durante años, la mayoría de los centros educativos han implementado medidas de castigo para tratar con los estudiantes que se salen de las normas.

Sin embargo, muchos encuentran que esta estrategia realmente no logra ningún resultado. Es por esto que en la Escuela Primaria Robert W. Coleman de Baltimore han decidido sustituir las sanciones por clases de meditación.

La escuela inauguró un espacio llamado Sala del Momento Consciente. Allí, los estudiantes tienen la oportunidad de hablar sobre su día a día, hacer ejercicios de respiración, meditar o hacer yoga.

Cuentan con el apoyo de un especialista en el área de meditación que los ayuda a aprovechar al máximo estos minutos. El resultado ha sido maravilloso. Los estudiantes adoran pasar su tiempo en el salón lleno de lámparas, vistosos adornos y cojines púrpuras.

Se sienten en un espacio seguro para hablar del motivo que los llevó a la “sanción” y realmente salen de allí reflexionando sobre lo sucedido. Cuando estas medidas comenzaron a implementarse en la escuela, muchos expresaron sus dudas sobre si realmente funcionaría.

Sin embargo, varios estudios científicos que han demostrado los beneficios de la meditación.

“Es asombroso. No pensarías que niños de tan corta edad lograsen meditar en silencio. Pero lo hacen”, dijo Kirk Philips, el coordinador de Holistic Life.

Este importante cambio en la escuela tuvo lugar gracias a su asociación con la Fundación Holistic Life. Ellos son los encargados de brindar asesorías sobre meditación y yoga.

No sólo se encargan de ayudar a los estudiantes sino que también ofrecen su tiempo para mejorar la vida de los representantes así como también de todos los empleados de la escuela.

“Llegué a casa estresado y mi hija me recomendó sentarme para hacer ejercicios de respiración”, explicó un padre para agradecer el enorme impacto de este nuevo programa.

Las estadísticas de la escuela también muestran claramente el maravilloso efecto de la sala de meditación.

El número de suspensiones ha bajado drásticamente a pesar de que muchos estudiantes siguen acudiendo a las clases de yoga y respiración de manera completamente voluntaria. Además, la tasa de asistencia aumentó.

La Fundación Holistic Life está planificando llevar este programa a cientos de escuelas en el mundo entero. No hay dudas de que de que todos necesitamos un par de minutos para calmarnos y obtener un poco de paz. Si los niños aprenden esto a tan corta edad, seguramente veremos un futuro mejor.

¿Te gustaría que en tu escuela hubiese existido algo así? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir esta nota.