Los habitantes de un pueblo se quedan desconcertados al abrir los grifos de sus viviendas

Los habitantes de Castelvetro, Módena, deben estar muy afectados por su problema con las tuberías de agua. O tal vez están locos de contentos al ver que de sus grifos ya no sale agua, sino vino Lambrusco. ¡Milagro del cielo!

Pues no, no fue Cristo quien bajó a la Tierra a repetir su prodigio de convertir el agua en vino, pero eso sí, el vino era real. Y es que el pasado 04 de marzo, una de las bodegas de la marca Settecani tuvo un “fallo técnico” en su sistema de drenaje, lo que ocasionó que el vino se filtrara a las tuberías de agua de los vecinos.

Según medios locales, los residentes del municipio del norte de Italia aseguraron que lo que salía de sus grifos era, inconfundiblemente, el Lambrusco Grasparossa que se produce allí.

Tras la sorpresa inicial, los residentes descubrieron que había una fisura en una bodega conectada al suministro de agua y que, por culpa de un mal funcionamiento de una de las válvulas, el vino terminó fluyendo por los conductos de agua. Algunos vecinos se han quejado, aunque otros están felices.

Al percatarse de lo sucedido, los responsables del suministro del vital líquido enviaron a un grupo de técnicos a solucionar el problema lo antes posible, pues los habitantes de Castelvetro aprovecharon para embotellar tanto como pudieron del preciado elixir que salía de sus tuberías.

¡Milagro, milagro! Ha venido Dios”, decían los del pueblo.

Una vez ocurrido el curioso incidente, las autoridades regionales se disculparon por el hecho y confirmaron que el vino que llegó a las viviendas era apto para el consumo, no dañino y estaba libre de riesgos, aunque la mayoría se quejó de que el problema haya sido resuelto tan pronto, no tanto como el suministro regular de agua.

Si las autoridades tuvieran la misma diligencia para garantizar el suministro de agua, seríamos felices”, comentó uno de los residentes de la localidad.

Los vinos de Castelvetro son muy valorados y reconocidos a nivel mundial, ya que cuentan con la denominazione di origine controllata (DOC), y aunque el Lambrusco no sea tan popular en otros países, en Italia sí que tiene bastante fama.

Lo cierto es que el mal funcionamiento de una válvula provocó la locura y la felicidad en el lugar, ya que, en vez de canalizar ese líquido hacia su instalación, el vino fluyó a borbotones en dirección contraria y permeó por las tuberías a todas las casas.

Tan popular como la preciada ambrosía, es la inusual forma de transportarla a través de las tuberías del lugar, algo quizás desconocido para muchos de nosotros, y que en el pueblo están acostumbrados a que permanezcan bajo control. Pero no contaban con las travesuras de Baco que, eso sí, nos gustaría tener en casa de vez en cuando.

Tal parece que, al menos por ese día nadie discutió, ni hubo problemas de tránsito en la zona. Todo fue alegría. En ese pueblo, por un día ya no hubo atascos, y todo el mundo se desplazó por las calles haciendo el trenecito y bailando la conga.

Comparte este genial y curioso incidente con tus familiares y amigos, cada cuanto abre el grifo, quién sabe si tú también un día te lleves una grata sorpresa y tomes un carísimo baño rejuvenecedor de vino como en los mejores spas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!