Los bomberos se despiden y pagan el funeral del niño que trasladaban cada día al colegio

Benjamín, de 7 años, de Marbella, Málaga tenía parálisis en el lado derecho de su cuerpo a causa de un tumor cerebral. Tenía que desplazarse en silla de ruedas y, además, enfrentarse a la dificultad de vivir en una cuarta planta sin ascensor.

Pero gracias al cuerpo de bomberos de Marbella logró asistir a la escuela durante meses, cada día lo bajaban y subían a pulso por las escaleras del piso donde vivía.

Lamentablemente el pasado viernes perdió la vida dejando a su familia devastada y al cuerpo de bomberos con el corazón roto.

Un grupo de héroes se ofreció a ayudarlo voluntariamente para mejorar su calidad de vida, le devolvieron la sonrisa y le dieron la oportunidad de ir a clases como cualquier niño sin que su parálisis fuera un impedimento.

Natalia, su madre, no podía bajar las escaleras con él en brazos para sacarlo de la casa. “No podemos salir a la calle, ni bajar ni subir”, dijo la madre de Benjamín que pidió ayuda para sobrellevar la condición de su hijo.

Además de los bomberos, Miguel y Daniel, los propietarios de un gimnasio cercano a la casa de Benjamín también lo asistían para que pudiera salir a dar un paseo, al parque, o a comer un helado.

La madre de Benjamín siempre estará agradecida con quienes la ayudaron, ella es divorciada, tiene una hija de 12 años y se dedicaba por completo a los cuidados de Benjamín.

En medio del dolor de la partida del pequeño que desde temprana edad libró una dura batalla, los bomberos decidieron hacerse cargo de los gastos fúnebres.

El cuerpo de bomberos tenía dinero ahorrado para ayudar a Benjamín a encontrar otro domicilio adaptado a su condición para mejorar su calidad de vida.

Según los medios de comunicación, destinarán los 6.000 euros que habían recaudado para pagar los gastos fúnebres del pequeño.

Natalia no podía asumir el costo del último adiós de su hijo que falleció por una parada cardiorrespiratoria.

Los miembros del cuerpo de bomberos lamentan la irreparable pérdida, comentaron que Benjamín era un niño muy especial. “Tenemos muy buenos recuerdos juntos, porque era muy bromista”, dijo uno de ellos.

Publicaron un emotivo mensaje en su página de Facebook para rendirle homenaje.

Muy noble gesto de los Bomberos Marbella (Marbella Firefighters) hacia Benjamín y su familia.Benjamín era un niño de 7…

Publiée par Bomberos Málaga En Lucha sur Lundi 8 juillet 2019

Siempre recordarán su sonrisa y el cariño con el que expresaba su gratitud por lo que hacían por él, además de trasladarlo a la escuela y llevarlo a su casa también acondicionaron su vivienda con ciertas adaptaciones para su discapacidad.

Benjamín despertó los más hermosos sentimientos de solidaridad y nobleza, jamás será olvidado. Comparte esta emotiva historia de amor y generosidad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!