Los abrazos que recibió de su padre cuando era niña le costaron la vida

Hay historias que nos muestran que las enfermedades pueden llegar de los sitios que menos nos esperamos y para nuestra desgracia, en los momentos menos deseados.

Susan Macgregor fue diagnosticada de mesotelioma en septiembre del 2015, un cáncer muy agresivo que afecta principalmente al revestimiento de los pulmones. Suele ser ocasionado por la exposición a químicos.

Cuando ella era niña, su padre se dedicaba a instalar tuberías. Todos los días al regresar a su casa por la noche se ponía a jugar con Susan pero sin quitarse la ropa del trabajo.

Los médicos consideran que esta es la causa de que Susan enfermara de mesotelioma, una enfermedad que se fue desarrollando hasta que era demasiado tarde. Susan murió 14 meses después de haber sido diagnosticada.

Actualmente su marido Dave de 66 años vive en Willington en Derbyshire del sur. Las palabras que dijo al Derby Telegraph, acerca de la enfermedad de su esposa y posibles causas, han sido muy tristes.

“Los niños están absolutamente devastados, han perdido a su padre, han perdido una amiga, los nietos han perdido a su nana y yo he perdido a mi mujer”

Un forense realizó una investigación sobre la muerte de Susan, fue así como determinó que la causa más probable de su muerte era el amianto que respiró cuando era niña, en la ropa de trabajo de su padre.

“Solo bastó que una pequeña partícula se instalara en el lugar correcto, 40 o 50 años después se le diagnosticó esta terrible enfermedad”

A todos les sorprendió esta enfermedad pues Susan siempre llevó una vida muy saludable, le gustaba salir a caminar por largas horas. En uno de esos paseos se dio cuenta de que algo no iba bien, le costaba trabajo respirar durante el ejercicio.

VER TAMBIÉN:  Nunca un gatito hizo tanto por una persona... ¡Cuesta creerlo!

Después de recibir una consulta médica, le realizaron unos Rayos X para determinar las causas de su malestar, sin embargo, lo que encontraron fue una forma incurable de cáncer.

Hoy en día el mesotelioma es considerado una de las enfermedades más mortales, pues el 70% de las personas que lo padecen, fallecen al cabo de un año.

Susan luchó contra ese cáncer. Se sometió a seis ciclos de quimioterapia y a una cirugía para extirpar la zona de sus pulmones afectada por la enfermedad, pero los tratamientos fueron ineficaces.

Las cenizas de Susan fueron esparcidas en su lugar favorito; Milldale, Derbyshire. Por el verdor y tranquilidad que se siente en ese lugar.

Se sabe que al año, más de 2.600 personas son diagnosticadas con esta enfermedad en el Reino Unido. La mayoría de estas personas tienen entre 60 y 80 años, siendo hombres los más afectados.

El mesotelioma es causado por la exposición a químicos como el asbesto o el amianto. Un grupo de minerales hechos de las fibras microscópicas que se emplean en la construcción.

Al ser tan pequeñas estas partículas, pueden llegar hasta los pulmones donde los dañan lentamente. Tarda al menos 20 años en desarrollarse por completo el mesotelioma, después de la exposición.

Derby Telegraph

Aunque el asbesto ha sido prohibido en la construcción desde 1999, aún existen algunos materiales que contienen asbesto y es muy común encontrarlo en las edificaciones antiguas que no han sido restauradas.

Es impactante la rapidez con la que una enfermedad acaba con la vida de las personas. Lo más grave del mesotelioma es su silencio, no sabes que lo padeces sino hasta que ya es demasiado tarde.

VER TAMBIÉN:  Así lucen las hermanas Walton, las primeras sextillizas en la historia - Impresionante

Comparte esta nota para que la gente esté más informada sobre esta enfermedad.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!