Los 3 miembros de una familia recibieron un diagnóstico devastador y piden ayuda para superarlo

Luchar contra el cáncer no es un asunto solo del paciente, sus seres queridos los acompañan. Se trata de una lucha colectiva en la que cada miembro pone su granito de arena para ayudar a quien lo necesite. Sin embargo, ¿qué pasa cuando más de un familiar tiene la fatídica enfermedad?, sobre ello es esta historia. 

Se trata de la familia Desclef, de Florida, Estados Unidos, quienes han recibido terribles noticias, una a una, por parte de los médicos. Tanto el padre, la madre y su hijo tienen un tipo de cáncer. La historia de los Desclef tiene a todos sorprendidos y preocupados. 

El primer diagnóstico ocurrió hace algunos años. Fue durante el año 2014 cuando a la mamá de los Desclef, Kathy, le diagnosticaron un linfoma no Hodgkin. Tras 5 largos años de duras subidas y bajadas en familia, recibieron otra noticia atroz: el padre, Benoit, fue diagnosticado de un tumor operable, pero en el cerebro.

Pero ahora le tocó el turno al pequeño de la familia, Luke, quien también fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin tras una alerta que causó un extraño bulto en el cuello del menor. 

“Qué increíble, no conforme con el problema de mamá y papá, el hijo también se enfermaría. Espero de todo corazón que puedan superar todas las dificultades y ser felices juntos”, comentó una preocupada internauta. 

Los Desclef, quienes tienen un restaurante, se han dedicado a trabajar mucho para así poder costearse las intervenciones médicas, curarse y volver a estar bien. Para el papá, Benoit, ha sido una situación muy difícil, ya que la razón por la que fue a Estados Unidos fue por el sueño americano. 

Benoit es francés y nunca se esperó que viviría tal cosa en su nueva tierra en la que se dedica a su oficio de chef junto a sus seres queridos. “The Magnificant Café” es el nombre del negocio de los Desclef.

Y por las vicisitudes que están pasando, se han dedicado a realizar una campaña, tanto entre sus familiares como amigos, para que las personas vayan al restaurante y así poder tener el dinero suficiente para costear la recuperación de todos.

Seguramente si no estuvieses leyendo esta nota, pensarías que la historia de una familia entera enferma de cáncer te sería un asunto increíble. Sin embargo, una experiencia tan inusual como esta no solo es posible sino que también es superable por sus miembros si luchan por ello tal como lo hacen los Desclef.

Comparte esta historia entre tus familiares y amigos para que vean de todo lo que puede ser capaz una familia cuando luchan juntos por salir adelante

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!