Lloran la injusta pérdida de la humilde pareja de recién casados que esperaba a su primer hijo

En ocasiones, cuando más felices y seguros nos sentimos, es cuando más cerca tenemos el peligro y no nos damos cuenta. Una pareja de recién casados en Nigeria jamás se imaginó lo que podía ocurrir una noche cuando la vida les sonreía y todo cambió para ellos en fracciones de segundo.

Se amaban profundamente

Kingsley era fotógrafo de profesión y tenía su estudio en Agbarho, Ughelli North LGA del estado de Delta. Se había casado recientemente, el 21 de diciembre del pasado año, con su novia Ajoke Akpor.

La pareja estaba feliz y decidida a disfrutar la vida juntos y estaban esperando a su primer hijo.

Pero, las cosas no siempre suceden como queremos, el domingo 02 de mayo asistieron a la fiesta de cumpleaños de unos amigos realizada en el Centro de Conferencias de PTI. Cuando decidieron retirarse se despidieron de todos y cruzaron la calle sin imaginarse lo que estaba a punto de ocurrir.

Ocurrió la peor de las tragedias

De acuerdo a las informaciones emitidas por las autoridades, justo en el instante en que cruzaban la carretera, un irresponsable conductor venía a toda velocidad y los atropelló. En lugar de bajarse para prestarles la ayuda que corresponde, se dio de inmediato a la fuga, dejándolos sin vida en el pavimento.

Fue una gran tragedia, con el agravante de que Ajoke tenía cuatro meses de gestación y aguardaban con emoción la fecha del nacimiento de su tan esperado y amado bebé. Los cuerpos sin vida de la pareja fueron trasladados a la morgue del Hospital General de Ekpan.

Desde lo ocurrido, los amigos de la pareja de recién casados expresaron en sus redes sociales palabras para rendir homenaje y llorar por el trágico deceso. Todos estaban desolados por lo sucedido y no podían entender por qué ocurren cosas como esas a personas que no lo merecen, uno de ellos lamentó no poder haber asistido a su boda.

“Nunca imaginé que se irían de esa manera, cuando me enviaste un mensaje, para invitarme a tu matrimonio, te dije que no podía hacerlo porque vivo en Lagos, recuerdo aquellos días en la escuela Agbarho Grammar, donde fuimos juntos. Descansa en paz amigo mío», escribió con tristeza Efe Akpoviri, un antiguo amigo.

También escribieron mensajes de sentido pésame personas que habían recibido su servicio como fotógrafo, una de ellas fue Gloria Efemena John Otogbolo, precisamente tenía reservada una cita para asistir a su estudio la semana del trágico accidente para realizar una sesión de fotografías.

«Todavía no puedo creer que te hayas ido. Hablamos la última vez en la oficina de edición de vídeo para reservar nuestro trabajo y hablamos sobre lo que haríamos esta semana. No, no puedo creer que tú, tu esposa y tu hijo no nacido se hayan ido. Recuerdo el primer día que te conocí, me enseñaste algunas cosas de fotografía, admiro tu trabajo. Descansa en paz», dijo la triste Gloria.

Hasta ahora no se tiene información sobre el paradero del responsable del lamentable accidente. Y aunque ya nada devolverá la vida de la familia, sería un gran alivio para la gente que los amó poder encontrar al culpable.

No dejes de compartir esta trágica historia con todos tus amigos para que valoremos cada instante de nuestra vida, y crear consciencia sobre la prudencia que debemos tener al conducir.