Llama a su mejor amigo con cáncer mientras se rapa el pelo – «Siempre lo hacemos todo juntos»

Los niños pueden tener muchos amigos, pero casi siempre habrá uno con quien tenga un vínculo especial y querrán como a un hermano, ellos saben amar sin condiciones y tienen una empatía extraordinaria. En algunos casos hasta son capaces de desprenderse de lo que más aman.

Ejemplo claro de esta clase de amistad la han dado un par de niños en Brasil, quienes con una videollamada han dejado en alto su vínculo inquebrantable.

Se trata de los pequeños de 10 y 9 años: David y Héctor. Los compañeros son de Minas Gerais. Pero hace algunos meses que David debió viajar a Barretos, en el interior de São Paulo, para internarse en el Hospital de Amor, el centro clínico en el que lidera una dura batalla contra el cáncer.

David fue diagnosticado con un raro y agresivo cáncer en sus vértebras, lo cual lo llevó a iniciar con un tratamiento oncológico en la capital y lo hizo distanciarse de su mejor amigo: Héctor.

Pese a los kilómetros que los separan, los chicos se mantienen en contacto y Héctor decidió sorprender a su mejor amigo con una llamada inesperada.

El valiente niño de 9 años se rapó en cabello durante una videollamada que hizo a David, como un gesto de solidaridad con él.

-“¡Listo! Ahora estamos iguales… siempre lo hacemos todo juntos», dice Héctor, sonriendo durante la videollamada.

-“¡No, para, para! Apágala. No es necesario”, le responde David entre lágrimas y conmovido por el gesto de su amigo.

Una escena realmente enternecedora que no pudo menos que estremecer hasta las lágrimas a miles de usuarios.

Durante la videollamada el padre de Héctor, Rafael de Moraes, de 44 años, aparece afeitando a su hijo. Esto después de que el pequeño se lo pidiera. 

“Vaya, todavía lloro cada minuto que recuerdo la escena, porque hubo un antes y un después. Antes, Héctor me preguntaba por qué Dios no le quitaba la enfermedad a su amigo, después insistió en que le cortaran el pelo […] Es un chico de pocas palabras, pero su pureza de corazón y su amistad siempre ha sido hermosa”, dijo el padre.

Según comentó Rafael, Héctor y David se conocen desde que tenían poco más de año y medio; y siempre han hecho todo juntos. El hombre se siente orgulloso de su pequeño.

“Son amigos desde la edad de 1,6 años. Me siento privilegiado de acompañar su crecimiento, su complicidad, amor, peleas, travesuras. Héctor es un niño especial, con un gran corazón, entrega sus cosas, su dolor por los demás. Estoy muy orgulloso de él”, agregó el señor Moraes.

Después del corte de cabello, los chicos continuaron bromeando por la videollamada y el pequeño David agradeció la solidaridad del niño que sin duda es su mejor amigo: Héctor.

Los adultos tenemos mucho que aprender de los más chicos y la solidaridad de este pequeño es sin duda una de esas grandes lecciones. Comparte esta muestra de amor y empatía.