Llama a su familia justo antes de morir mientras conducía su auto

Aunque es un hecho desolador, lamentablemente no dejan de suceder accidentes terribles en los que pierden la vida muchas personas que dejan un vacío enorme en sus familias. Pero pocos pueden alertar a sus seres queridos antes de fallecer.

Este suceso fuera de lo común aconteció en la región de Santa Casa de Campo Grande, en Brasil. Lucas Alexandre de Miranda, un joven de solo 24 años, tuvo un gran accidente de auto, pero mientras era auxiliado pudo comunicarse milagrosamente con su hermano.

Era la madrugada del 16 de enero de 2021. Lucas había trabajado arduamente toda la noche en una discoteca de la zona; al salir, se dispuso a llevar a su casa a sus compañeras de labor y posteriormente condujo hacia su casa.

Para ese momento, ya eran alrededor de las 4 de la madrugada. Se encontraba en la Avenida Guinter Hans y, de un momento a otro, todo cambió. El cansancio fue la causa que le hizo perder el conocimiento y chocar su automóvil.

Al lugar, arribaron de inmediato unidades de rescate que sacaron lo más pronto posible del vehículo a Lucas y él aprovechó ese momento para pedir un teléfono a uno de sus salvadores, para informar lo sucedido a su hermano:

«Me quedé dormido al volante y estrellé mi automóvil», señaló el joven.

Por supuesto, el hermano de Lucas quedó impactado al escuchar que había sufrido un accidente, así que le preguntó si se encontraba a salvo, para saber la gravedad de lo acontecido.

«Estoy bien, solo tengo dolor», respondió Lucas.

Esas fueron las últimas palabras que Lucas dijo a su hermano. Posteriormente, el socorrista tomó el teléfono y comunicó a la familia dónde había ocurrido el accidente. El joven fue trasladado al Hospital Santa Casa, pero murió a las 7:44 am de un paro cardíaco.

El organismo de Lucas no había logrado resistir a las múltiples heridas que recibió tras el choque del automóvil, tuvo una severa hemorragia interna y eso ocasionó que su cuerpo colapsara.

La familia ha quedado devastada con el fallecimiento repentino del joven

En las redes sociales de Lucas, sus amigos y familiares no han dejado de rendirle homenaje. Todos lo recordarán como el joven alegre y trabajador que fue.

“Sé que Dios te llevó con él. Pero, aunque fue poco tiempo en nuestra vida, tuvimos el honor de formar parte de la familia Rodrigues de Miranda. Fuiste un ángel en la vida de todos nosotros. La nostalgia nos duele mucho, pero te mereces estar en los brazos de Dios. Gracias por compartir con nosotros 24 años. Te amaremos por siempre”, escribió uno de los familiares de Lucas.

Por su parte, la Policía Civil brasileña registró el caso como un fallecimiento por esclarecer. Confiamos en que se llegue hasta el fondo de lo sucedido y que el legado de Lucas jamás sea olvidado.

Comparte esta trágica historia con todos tus amigos y disfruta cada instante que la vida te regala junto a tus seres queridos.