Llama a los policías para que detengan una fiesta en pleno confinamiento y se queda atónita

El estado de emergencia sanitaria que envuelve a la gran mayoría de ciudades del mundo entero está causando las más variadas respuestas de parte de la población. Están entre los que se toman en serio las advertencias de las autoridades, y como la mayoría, viven el aislamiento recomendado.

Pero también surgen quienes no cumplen a rajatabla las indicaciones como muchos quisieran, y en pro de salir lo más pronto del encierro y del colapso de la economía que afecta al mundo entero, no pueden menos que indignarse y levantar la voz.

La usuaria de Twitter @luciagarechiga fue testigo de una desconcertante escena

Después de que Lucía escuchara cómo, en plena época de confinamiento, sus vecinos organizaban una fiesta que albergaba más de 10 personas, el límite permitido, decidió denunciar lo ocurrido a la Policía.

Los hechos sucedieron en el barrio Cumbres, Nuevo León (México)

Efectivamente, vio cómo los efectivos se presentaron en el domicilio en cuestión y cuando pensó que pondrían orden y como mínimo, obligarles a detener el evento y la multa correspondiente, se quedó estupefacta.

Vio salir a los uniformados tan campantes con platos de comida en la mano. Entonces lo grabó todo y no tardó en denunciarlos en sus redes sociales.

«Hola, qué procede si reporté una reunión y en vez de detenerla los elementos se fueron con carne asada??», escribió la tuitera junto a la evidencia.

El video pronto se hizo viral acumulando más de 260.000 visualizaciones, cientos de comentarios y más de 1.000 compartidos

Sin embargo, a pesar de las buenas intenciones de la joven, los tuiteros reaccionaron dividiéndose en dos bandos. Algunos la tacharon de «chismosa, metiche y envidiosa», aconsejándole que no se metiera en la vida de los demás.

Mientras que otros apoyaron su ira al ver la reacción de los oficiales, y aplaudieron que expusiera así la irresponsabilidad de los uniformados porque al fin y al cabo no estaban cumpliendo con su deber ni velando por la seguridad de todos.

México registra al día de hoy un total de 25.000 infectados, más de 1.000 nuevos casos y nuevos 100 fallecidos por coronavirus

La mujer estaba indignada por el hecho de que avisó a los policías para que fuera a detener el evento, pero en su lugar terminaron formando parte del festejo.

Tras la ola de críticas y el dividido debate en redes, la tuitera tuvo que aclarar:

“Obviamente reporté la fiesta de anoche porque no eran personas que viven ahí. Pueden hacer las carnes asadas que quieran con la gente que vive en sus casas. Antes de denunciar, mis padres me pidieron que no lo hiciera porque mis vecinos se podían enfadar, pero yo consideré que era mi deber», escribió en otro tuit que lo eliminó.

«Lo logré amigos, gracias por todo su apoyo», concluyó después sin dar más detalles.

Déjanos saber qué opinas de este polémico debate sobre la denuncia de esta mujer y el comportamiento de los oficiales en plena crisis del coronavirus. ¡Compártelo!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!