Fallece meses después de que los médicos le quitaran los riñones por un diagnóstico errado

Linda Woolley acudió a un hospital sin pensar que se sería víctima de un caso de negligencia. El Hospital de la Universidad de Colorado recibió a Linda en marzo del 2018 y le realizaron una serie de pruebas para determinar cuál era el problema con su salud. Sin embargo, el diagnóstico no fue nada claro ni esperanzador.

Linda acudió al hospital cuando tenía 73 años.

Los abogados de Linda explicaron a los medios las extrañas palabras de los doctores. No tenía un diagnóstico completamente confirmado, sólo le habían dicho que “probablemente” se trataba de cáncer de riñón. A pesar de tener un pronóstico tan vago los médicos no tardaron en realizar una operación para extraer los dos riñones de Linda.

Linda vivía en la ciudad de Englewood en Colorado, Estados Unidos. 

Lamentablemente esto pondría en picada la salud de esta pobre señora. Una vez que le extrajeron los riñones los resultados de la biopsia indicaron que los médicos habían realizado esa delicada operación de manera apresurada ya que no había ninguna evidencia de tumores malignos.

“Es terrible porque cuando vas a un hospital no tienes más opción. Tienes  que confiar en que ellos van a cuidar de ti”.

La operación ya estaba hecha. Linda todavía no había logrado reponerse de la impactante noticia del error de los médicos cuando ya tenía que someterse tres veces a la semana a sesiones de diálisis que disminuían peligrosamente su estilo de vida.

“Si de algo estoy segura es de que me deben un riñón”.

Los riñones son fundamentales para la salud. Se encargan de filtrar los desechos y agua de la sangre para dirigirlos hasta la orina. Debido a problemas de salud muchas personas han tenido que perder alguno de los riñones pero sobreviven con uno sin complicaciones.

Pero esta era una opción con la que Linda no podía contar debido a las apresuradas acciones de los médicos.

“Mi vida ha cambiado totalmente. La diálisis no es un picnic, no importa lo mucho que puedas acostumbrarte. Es algo que te roba la vida”.

Linda comenzó a realizar los trámites para poder recibir algún trasplante de riñón, pero una persona de su edad no cuenta con muchas probabilidades de ser un verdadero candidato para donaciones. Después de pasar los meses más duros de su vida Linda falleció.

Linda perdió la vida debido a un paro cardíaco.

Daily Mail

Lamentamos enormemente la partida de Linda en medio de una situación tan indignante. Esperamos que su familia se recupere de este momento tan doloroso.

Comparte este caso para exigir que se haga justicia, nadie debería ser víctima de la negligencia médica.