Linda, de 16 años, huyó de su casa para unirse a ISIS y podría ser condenada a muerte en Irak

Linda Wezel, es una joven de 16 años que está sufriendo una horrible pesadilla. Fue capturada por los soldados iraquíes.

Era una estudiante brillante y una joven muy alegre, pero todo cambió desde la separación de sus padres. Sufrió una depresión que la hizo vulnerable a la persuasión de un militante de ISIS que conoció a través de las redes sociales. Todo comenzó el mayo del año pasado cuando un predicador de Hamburgo le envió una copia del Corán.

Ella en silencio estaba adoptando las prácticas del Islam, y abandonaría la religión católica que profesaba hasta entonces. Tras el divorcio de sus padres ella se mudó con su madre y de pronto tenía un padrastro y una hermanastra mayor llamada Dana.

Sus amigos y conocidos la notaron retraída, se mantenía aislada casi todo el tiempo pero no imaginaron lo que estaba pasando.

Ella se convirtió al islam cuando tenía 15 años, fue reclutada por un grupo radical del ISIS a través de las redes y abandonó su ciudad natal, Pulsnitz, en el este de Alemania, poco después de que sus padres se separaran para viajar a Estambul donde la ayudaron a esconderse en Irak.

Una vez en Irak, contrajo matrimonio con un soldado checheno pero falleció en un combate al poco tiempo de haberse casado. Así que Linda terminó en Mosul, el refugio de ISIS hasta finales de junio.

Los soldados iraquíes bautizaron a Linda como “La bella de Mosul”, y la capturaron entre los escombros de la ciudad en ruinas junto a otras cuatro jóvenes alemanas.

Ella estaba herida en una pierna, y lloraba desesperada cuando fue cargada por los soldados, para el momento de su captura tenía un bebé en brazos.

VER TAMBIÉN:  Así fue este hombre a un funeral – Cuando descubren sus motivos no pueden contener las lágrimas

“¡Hagan lugar! ¡Hagan lugar! Ella es cristiana. No aguanta más. Está con dolores, está débil. Es rubia. Es alemana. Se llama Dania, no Linda. ¡Alá, Alá! ¡Hagan lugar, déjenla pasar!”, esas fueron las palabras de un soldado iraquí, mientras capturaban a la joven.

En Alemania comenzaron negociaciones diplomáticas para que la joven sea devuelta a su país y allí puedan juzgarla por su participación en organizaciones terroristas. Pero los iraquíes alegan que deben investigar qué tareas realizó para los miembros del ISIS.

Mientras que, un oficial del ejército iraquí aseguró que Linda habría sido capturada con un arma y que operaba como francotiradora para el ISIS.

Si logran comprobar que Linda participó en actos terroristas y asesinó a personas podría ser condenada a muerte cuando cumpla 21 años de edad en Irak.
Linda está en una celda en Bagdad, y en sus declaraciones mostró estar arrepentida, dijo:

“Solo quiero salir de aquí, salir de la guerra, de las armas, del ruido. Solo quiero volver a casa con mi familia”.

Algunos medios informaron que Linda sufrió una herida de bala en el muslo izquierdo.

De acuerdo a los medios de comunicación alemanes, la “policía de la moralidad” que es la encargada de velar que las mujeres de Mosul cumplan con los estrictos parámetros de conducta y vestimenta establecidos por el Estado Islámico asegura que no sabe si Linda participó en las torturas físicas que sufrían las mujeres que violaban estas normas.

Sus padres están desesperados

El padre de Linda, Reiner Wenzel, de 52 años, trabajador de la construcción, ofreció declaraciones el pasado a los medios de comunicación locales y aseguró que estaba contento de saber que su hija estaba viva en Irak. Su madre denunció la desaparición pero Linda ya había volado a Turquía, y no pudieron localizarla.

“Me desplomé cuando supe que Linda estaba viva. Tuve que interrumpir mi trabajo cuando lo escuché por la radio. Mis compañeros se acercaron a mí, yo me senté y lloré.

Esa es mi pequeña, la reconocí por la cicatriz en el ojo que sufrió como consecuencia de la caída de un columpio de jardín. Jamás había visto su rostro tan triste”.

VER TAMBIÉN:  Una pareja casada durante 71 años muere con tan sólo 4 minutos de diferencia

El padre de Linda contó que encontró una copia de la línea aérea que mostraba la reserva de un vuelo de regreso para el día 03 de julio, pero no la dejaron regresar a casa.

El día que se fue, Reiner estaba pintando líneas en la carretera y seguramente ella pasó a su lado cuando se trasladaba al aeropuerto.

Finalmente, fue identificada en una lista de 20 seguidores del ISIS confiscados tras la caída de Mosul en una batalla que dejó un saldo de 25.000 muertos yihadistas en 10 meses de ataques.

La madre de Linda, Katharina, de 48 años, comentó que la última vez que supo de su hija fue el 01 de julio del año pasado, cuando le dijo a su padrastro que viajaría el fin de semana con una amiga. Pero realmente había comprado el pasaje para volar a Estambul utilizando dinero y el pasaporte de su mamá y allí ingresó de contrabando a Siria.

“Todo el tiempo de su desaparición deseé que Linda estuviera a salvo y que pudiera regresar feliz y saludable a casa. Siempre estuve esperándola”, dijo la madre de Linda.

¿Cómo hallaron a Linda?

Los soldados ingresaron a una casa en ruinas, que había sido atacada, escucharon gritos de alguien que pedía ayuda. Era una joven herida en el sueño. Su ropa estaba sucia, y alrededor de su cuello tenía una gruesa bufanda que podía usar como pañuelo.

Tenía un bebé en brazos con signos de desnutrición que fue trasladado a una clínica del Ejército para que recibiera atención médica antes de llevarlo junto a Linda a Bagdad. Pudieron conocer que Linda estaba casada con un soldado checheno ISIS y “confesó” que asesinaba tropas iraquíes.

VER TAMBIÉN:  La última excentricidad que hicieron Beyonce y Jay Z por sus gemelos está causando revuelo

A Linda la encontraron junto a miembros de la policía femenina de ISIS, algunas tenían puestos chalecos suicidas. En Mosul, Linda cambió su identidad a Umm Mariam.

Al principio, los soldados pensaron que Linda era una esclava sexual secuestrada por los terroristas, pero uno de los soldados que la capturó aseguró que cree que ella no lamentaba unirse a ISIS porque se mostraba muy molesta y negó la ayuda que le ofrecían.

Por eso presume que lavaron su cerebro para que profesara las prácticas de este grupo terrorista con convicción.

Vian Dakhil, es un diputado iraquí que comentó que Linda tenía artefactos explosivos en su poder cuando la encontraron.

Daily Mail / Metro

Ahora ella permanecerá en prisión en Irak mientras se realizan las investigaciones pertinentes y su familia clama desesperada que sea traslada a Alemania para que pueda ser juzgada en su país salvándose de la condena de muerte que le esperaría en Irak.

Comparte esta estremecedora noticia con tus amigos, esperamos que todo salga bien.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!