Encuentran a esta perrita encadenada a un árbol para morir, pero les da una gran lección de amor

No existe nada más desgarrador que observar cómo un ser vivo sufre, sobre todo si se trata de un ser indefenso, que debe estar bajo el cuidado de aquellas personas que en algún momento decidieron hacerse cargo de él. Día a día es más común el abandono de animales domésticos.

La proliferación de animales callejeros se debe al abandono de mascotas por parte de sus dueños. Libby es un caso particularmente cruel, ya que además de ser dejada a su suerte en un ambiente hostil, la perrita fue atada sin agua ni comida. La pobre Libby fue encadenada a un árbol para morir.

Una organización para el rescate y protección de los animales, St. Landry Parish Animal Control & Rescue, en Louisiana, Estados Unidos, reportó la impactante y triste historia de la perrita que fue encontrada encadenada a un árbol.

La perrita, llamada posteriormente Libby, fue hallada sucia, completamente húmeda, cubierta de basura, mosquitos y hormigas. Fue atada con una especie de cadena y soga, que los rescatistas tuvieron que cortar. Uno de ellos comentó lo increíblemente apretada que estaba la correa a su cuello.

Mientras intentaban liberar a Libby, se dieron cuenta que la misma estaba resguardada en un espacio del tronco donde estaba encadenada. Los rescatistas descubrieron una increíble sorpresa en ese rincón. La perrita estaba protegiendo a 8 cachorros que habría dado a luz en esas terribles condiciones.

“Ella no podía moverse”, comentó uno de los rescatistas, “no tenía dónde poner a sus cachorros, así que hizo lo mejor que pudo”, agregó.

Cuando Libby fue liberada de su tortura, ella no dejaba de seguir a sus cachorros, lamentablemente uno de ellos murió ahogado, pero los rescatistas lograron salvar la vida de los otros 7. Todos los perritos fueron llevados a cuidados veterinarios para después ser resguardados y transportados a un refugio manejado por la misma organización.

VER TAMBIÉN:  Muere a los 107 años Johan van Hulst, un héroe holandés que salvó a 600 niños en el holocausto

Debido al estado de desnutrición en el que se encontraba la madre de los cachorros, el médico veterinario le colocó una vía intravenosa y recomendó el uso de fórmula para así poder alimentar a sus perritos. La organización pidió ayuda en las redes sociales y muchas fueron las personas de buen corazón y solidarias que apoyaron la causa.

St Landry Parish Animal Shelter

Mientras Libby descansa con sus siete cachorritos en el refugio, aún las autoridades persiguen al culpable de estos hechos, a la persona despiadada que tuvo el coraje de abandonar a su mascota de esa forma.

¡Comparte la historia de Libby y sus cachorritos y difunde el rechazo del abandono animal en tus redes!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!