Les responde a quienes usan su rostro para atemorizar a otros grabando una broma viral

No podemos negar que ante esta sociedad sumergida cada vez más en las redes sociales, son muchos los fieles seguidores que siguen las tendencias sin pensar en el daño que pueden causar a quienes inocentes, terminan siendo el blanco perfecto para chistes y crueles bromas.

Lizzie Velásquez es una mujer de 31 años, que durante años se ha visto afectada por las críticas y burlas de los demás al padecer una condición extrema.

Lizzie es de Austin, Texas.

Velásquez nació con el síndrome de lipodistrofia marfanoide-progeroide, una enfermedad que impide que su cuerpo gane masa corporal.

Durante años ha soportado y superado el bullying, pero se siente de nuevo vulnerable ya que muchos padres están usando sus fotos en TikTok para hacerles bromas a sus hijos.

“Ser amables entre sí comienza en casa” comenta Lizzie.

Desde que era una niña Velásquez se ha sentido expuesta antes las contantes burlas que le hacen solo por ser diferente. La peor parte de su vida fue cuando la calificaron como “la mujer más fea del mundo” cuando solo tenía 17 años.

Desde entonces ha trabajado arduamente para aumentar su autoestima y fomentar la empatía entre todos.

Actualmente es escritora y oradora motivacional.

Recientemente, compartió un vídeo en sus redes sociales donde enfatiza: “TikTok, necesito de tu ayuda”. En otra parte del vídeo dice:

Esta tendencia en la que pretendes hacer FaceTime con alguien que está discapacitado, o un bebé o simplemente una foto loca y se lo muestras a alguien para ver su reacción al decir: ´Oh, oye, habla con esta personas´ solo para conseguir una risa rápida, esto no es gracioso. Esto no es una broma”.

Muchos padres están utilizando fotografías de Velásquez mostrándoselas a sus hijos con el pretexto de que ella será su nueva maestra.

Desafortunadamente, muchos niños quedan en shock y con evidente miedo en sus rostros. Otros pocos, terminan burlándose. Con respecto a esto, Velásquez dice:

Tenían una reacción de miedo en su rostro. Si eres un adulto que tiene un ser humano joven en tu vida, no le enseñes que está bien tener miedo de alguien que no se parece a él. Por favor, todo lo que estos niños necesitan saber cómo tener empatía y ser amables entre sí comienza en casa”.

Velásquez comenta que cuando vio por primera vez que usaban su foto para la broma no podía dormir. No comprende cómo personas inocentes pueden ser utilizadas en este tipo de vídeos.

También destaca que nadie tiene derecho de hacer humor con ellos solo por lucir diferentes. Aunque hasta la fecha TikTok no ha respondido a las solicitudes de Velásquez, agregó:

Asumo una gran responsabilidad en el hecho de que ahora es el momento de hacer todo lo que pueda para hablar por aquellos que podrían no tener voz o por aquellos que no la tienen”.

El mundo necesita personas conscientes que sepan reconocer el valor de la empatía y sobre todo, que todos los seres humanos merecemos respeto sin importar nuestra condición.

Demostremos que los buenos somos más, no seas indiferente ante casos similares, cuando una broma hace sufrir a alguien deja de ser graciosa. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!