La historia de El Principito nos enseña una importante lección

Viviana Baldo es una escritora argentina con una interesante carrera de cuentos cortos orientados a la paz, la comunicación y la educación emocional. Su trabajo le ha merecido el título de “embajadora de la palabra” por promover la fraternidad a través de sus obras.

Hay uno de sus escritos que se ha vuelto muy famoso por basarse en un personaje amado por todos. “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery.

El escrito se llama «El Principito, querer y amar»

Akimaro

El Principito fue y sigue siendo uno de mis libros favoritos hasta el día de hoy. Su sabiduría suave, sus hermosas metáforas y la inocencia del niño que ríe y enternece están siempre cercanas a mi corazón. Es imposible no enamorarse desde la primera vez.

Pero cuando repetí la lectura de este cuento corto ya como una persona adulta me encontré con mucho más de lo que mi memoria infantil recordaba.

Este libro encierra un mensaje diferente para cada etapa de la vida, según la edad de quien lo lea.

GlobodePapelIlustraciones

Consejos de amor, de vida, lecciones de paciencia todas ellas aguardaban el momento justo en que al encontrarnos de nuevo pudieran entregar el mensaje que pasó inadvertido la primera vez.

Este sin duda es un libro mágico..

VK

Viviana Baldo aprovecha esa atemporalidad para entregarnos una recreación literaria que enseña y estremece. Esta técnica consiste en usar personajes e historias conocidas por el lector para dar otro mensaje. Aquí les traigo un fragmento de la obra de Viviana que bien merece la pena compartir.

-“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…

«Querer es tomar posesión de algo, de alguien.  porque en algún punto nos reconocemos carentes.Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos.

Amar es permitir que seas feliz, aún cuando tu camino sea diferente al mío. Es un sentimiento desinteresado que nace, es darse por completo desde el corazón. Por esto, el amor nunca será causa de sufrimiento.

«Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”.

MomochiIn Wonderland

-“Ya entendí” – dijo la rosa.

-” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

Si quieres leer el texto completo de Viviana puedes ir aquí. Pero como ves ella ha acertado en abrirnos la puerta hacia otra cara de la profunda y compleja relación entre nuestro amado niño y su hermosa rosa.

«Ella es mi rosa» dijo El Principito a todas las demás rosas.

Pinimg

Algo que Saint-Exupery sí nos alcanzó a adelantar fue la incapacidad de la rosa para expresar abiertamente sus emociones al Principito, cuando al despedirse le confiesa finalmente sus sentimientos aunque es tarde ya; él ha decidido marcharse.

–Sí, yo te quiero –le dijo la flor–. Si no te has dado cuenta la culpa ha sido mía, pero eso ahora no tiene importancia. Y tú has sido tan tonto como yo. Procura ser feliz…

La rosa tiene también que hacer su propio viaje, aunque este sea intrapersonal…

evenliu

El Principito emprende entonces su largo y gran viaje a través de la vida… (en el espacio sideral), y conoce y ama tantas cosas como le es posible. Los asteroides con sus habitantes solitarios y absurdos, las rosas vacías del desierto, al amigo zorro domesticado, el pozo, el piloto y más.

En ese viaje el Príncipe adquiere una sabiduría profunda y reflexiona entonces respecto a los hechos pasados.

kelirth

Antoine de Saint-Exupéry nos muestra claramente los arrepentimientos del Principito llegado casi el final de su viaje respecto a la amada flor.

«¡No supe comprender nada entonces! Debí juzgarla por sus actos y no por sus palabras. ¡Ella perfumaba e iluminaba mi vida! ¡No debí haber huido! ¡No supe reconocer la ternura detrás sus pobres astucias! ¡Son tan contradictorias las flores! Y… yo era demasiado joven para saber amarla».

El amor se construye, aprende y evoluciona tal como nosotros en la vida.

Erase una vez que se era

Con este hermoso mensaje les invito a leer esta obra maestra de la literatura y por supuesto reflexionar que significa para cada uno de ustedes esas experiencias y esos personajes, será un divertido ejercicio emocional.

«El Principito» la gran obra de Antoine de Saint Exupéry.

Jamsandavidhuerta

Comparte “El Principito” con todos tus amigos que aman la lectura y quieren un consejo de amor.