Le pagan 30 millones de dólares a la joven que quedó tetrapléjica por comer un Pretzel

Chantel Giacalone era una actriz y modelo que estaba trabajando fuertemente para abrirse camino en medio de una industria tan competitiva. En el 2013 acudió a las Vegas para participar en un desfile, pero todo se vio bruscamente interrumpido por un accidente.

Su amiga Tara Retes compró un poco de yogurt helado que venía con un pretzel. El pretzel tenía mantequilla de maní y Tara no sabía que su amiga era terriblemente alérgica a este ingrediente.

Chantel dio tan sólo un bocado y esto fue suficiente para comenzar a verse muy afectada. La joven llamó a su padre para pedirle ayuda mientras sentía que su garganta se cerraba cada vez más.

Él le recomendó buscar asistencia médica urgente para recibir Benadryl. El tiempo es vital en situaciones como esta y desgraciadamente Chantel no recibió tanta ayuda como necesitaba.

Un equipo de paramédicos de MedicWest acudió a su rescate pero aun así las secuelas por la reacción alérgica fueron terribles. Durante el episodio, la actriz dejó de recibir oxígeno en su cerebro durante varios minutos y actualmente se encuentra tetrapléjica.

Esto significa que está paralizada en todo su cuerpo y la única manera que tiene para comunicarse con sus familiares y seres queridos es a través de sus ojos.

La familia Giacalone está segura de que esto se podía haber evitado e inició una demanda contra la compañía de Paramédicos.

“La verdad va a salir y un día sabremos realmente qué fue lo que le sucedió a mi hija en esa habitación”, aseguró el padre de Chantel.

El abogado Christian Morris aseguró que cometieron un error al administrarle epinefrina intramuscular y no por vía intravenosa.

La familia exigió una compensación de 60 millones de dólares para poder cubrir los cuidados médicos de Chantel y los daños psicológicos.

“Espero que los jóvenes de MedicWest sepan reaccionar mejor ante una situación como la de mi hija”, dijo el padre de Chantel.

Finalmente, llegaron a un acuerdo para pagar 30 millones de dólares. Sin embargo, un portavoz de MedicWest aseguró que los paramédicos actuaron dentro de las normas establecidas y que la joven actriz recibió los mejores cuidados posibles.

“Al menos mi hija podrá recibir los cuidados que necesita. Estoy feliz por esto. Los últimos 8 años hemos pasado por muchas angustias”, dijo Jack Giacalone.

Los informes de los paramédicos aseguran que Chantel jamás perdió el conocimiento y que su alergia a la mantequilla de maní era tan grande que simplemente no habrían podido hacer más por ella.

Esperamos la familia Giacalone pueda sobrellevar con más tranquilidad los cuidados de la joven. Un cambio de vida tan drástico es un verdadero reto para todos los que se encuentran a su alrededor.

Une tu voz y comparte esta noticia para crear conciencia. Debemos llamar a emergencias y actuar lo más rápido posible en estas situaciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!