Le hacen creer que es operada para colocarle una banda gástrica y terminan hipnotizándola

Ruby Moseley es una joven de 25 años que durante toda su vida ha tenido que lidiar con problemas de peso. Sus hábitos alimenticios no eran los mejores. Nunca comía a las horas normales y cuando finalmente contaba con el tiempo suficiente decidía optar por comida rápida en algún restaurante.

Hace un par de meses, Ruby pesaba 107 kilos y decidió que era hora de buscar un cambio en su vida.

“Estaba comiendo de más cada vez que me sentía estresada, cansada o deprimida”, explicó Ruby.

Una de sus amigas se había realizado una cirugía de banda gástrica y esto la había ayudado a bajar de peso. Ruby comenzó a considerar esa opción pero sentía mucho miedo de imaginarse en el quirófano.

Investigó qué otras opciones tenía y fue así como leyó sobre una clínica en la que se especializan en ayudar a bajar de peso a través de la hipnosis. Sin pensarlo más, acudió a España y pagó poco más de 3 mil dólares para comenzar su tratamiento.

“Me hicieron muchas preguntas sobre mi infancia y mis relaciones con la comida. Querían cubrir realmente cada aspecto”, explicó Ruby.

Los primeros 4 días recibió sesiones intensas de terapia de comportamiento cognoscitiva. Después, consideraron que Ruby se encontraba preparada y la hipnotizaron para hacerle creer que había recibido la cirugía de banda gástrica.

“Lo que hacen es guiar a los pacientes a través de su cirugía ‘virtual’ de banda gástrica. Me mostraron una película donde alguien más recibía la cirugía y me conectaron a un monitor cardíaco antes de hipnotizarme”, dijo Ruby.

Ella está consciente de que todo formó parte del tratamiento y la hipnosis, pero está segura de “recordar” el momento en el que entraba al quirófano.

“Podía escuchar vívidamente los sonidos de los instrumentos quirúrgicos. Sentí el momento en el que comenzaban la operación”, dijo Ruby.

Meses después del peculiar procedimiento, Ruby comenzó a mostrar claros resultados. Perdió nada menos que 25 kilos y se siente cada vez más a gusto con su cuerpo.

En cuanto reveló el tratamiento que había recibido para poder lograr un cambio tan drástico, todos sus familiares y amigos quedaron atónitos.

“Mi terapeuta dejó una pelota de tenis en mi mano para que yo la apretara durante la cirugía. Todavía tengo una igual en mi bolso para recordarme que no debo comer demasiado”, asegura Ruby.

Son muchas las maneras que existen para bajar de peso. Normalmente muchos optan por una dieta o rutinas de ejercicio pero el extraño método de la hipnosis parece estar cobrando cada vez más popularidad.

¿Te atreverías a recibir un tratamiento así? Cuéntanos tu opinión y no dudes en dar a conocer la peculiar experiencia de Ruby. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!