Le celebran el cumpleaños al humilde niño que lloraba cubierto de lodo tras perder su casa

Las abundantes lluvias suelen causar desbordamientos en los ríos de muchos países en Latinoamérica, y en un municipio de Colombia son frecuentes las inundaciones. En días recientes las dramáticas imágenes de un niño afectado por los aluviones corrieron por las redes sociales y causó mucha tristeza entre los usuarios.

Ningún pequeño debería vivir algo así

Chocó es un departamento selvático ubicado al noroeste de Colombia, las recientes lluvias llegaron a afectar a muchas familias en más de diez localidades del municipio de Lloró por la enorme creciente del río Atrato en ese departamento.

Y no se trata de algo eventual, sino que todos los años en las épocas de intensas lluvias, las inundaciones y los deslizamientos de tierra afectan a un centenar de personas que pierden sus humildes viviendas.

Son muchos los pueblos de la región afectados

Lizeth Córdoba pudo plasmar con su teléfono las imágenes de un niño de nombre Cristian Camilo, de tan solo cuatro años de edad, que vive en Boraudo, pero por desgracia su casa se vio arrastrada, como la de tantas otras personas, por el desbordamiento del río.

En la fotografía se ve el rostro del pequeño con un pesar infinito que de solo verle conmueve y entristece. Su carita se ve cubierta de lodo, mientras permanece sentadito e impotente en un tronco de un árbol llorando de hambre y sed. Nada de eso debe vivir un niño en ningún lugar del planeta.

“Esa fotografía muestra la tristeza que quedó en el pueblo boraudeño, donde muchos habitantes nos quedamos sin nada”, dijo Lizeth.

Es realmente dramático y penoso que niños a tan temprana edad tengan que pasar vicisitudes de ese tipo todos los años. La madre de Camilo mira a su alrededor y apenas le salen las palabras para expresar lo que siente en el momento.

“Perdimos todo, no nos quedó nada”, dice casi sollozando la madre.

Por fortuna, María Juliana Ruiz, primera dama de la Nación supo del caso de Camilo y llegó al albergue donde estaban resguardados con ayudas humanitarias. Y dispuso lo necesario para celebrar el cumpleaños del niño, por lo menos le devolvió la alegría a esa carita triste.

No obstante, hay quejas de otras localidades en cuanto a que no han recibido la misma ayuda gubernamental, como es el caso de Carmen de Atrato, de acuerdo a lo expresado por su regente. Al parecer, en ese municipio es precisamente donde nace el río Atrato y las emergencias son mayores cada vez que hay crecida en el río por las lluvias.

“Desde el pasado 14 de noviembre hemos tenido varios deslizamientos, llevamos dos personas fallecidas”, expresó el alcalde, Jaiberth Rios Oquendo, alcalde de Carmen de Atrato.

Es realmente lamentable lo que está ocurriendo, todavía no superan la última tragedia y ya hay amenazas de un nuevo desbordamiento. Los operarios del Invías habilitaron el paso por un solo carril en la vía Quibdó – Medellín, pero es probable que ocurran nuevos derrumbes.

No dejes de compartir esta dramática noticia con todos tus conocidos y amigos, y esperemos que las autoridades se encarguen del asunto para evitar más tragedias. Aplaudimos a quienes le ofrecieron a este pequeño una sonrisa y un día inolvidable.