La emotiva reacción de una niña después de que su padre la pintara como la Mona Lisa

Laurence Sketch Cheatham, es un artista autodidacta del Bronx, Nueva York. Es mejor conocido como el artista y padre detrás del vídeo viral donde sorprendió a su hija de nueve años con un retrato que pintó de ella como la Mona Lisa.

En el vídeo publicado en Facebook se puede ver cuando la hermosa niña devela el retrato y su sorpresa es inmensa. La chiquilla no podía creerlo

“¡Esa soy yo! Dios mío, soy la Mona Lisa. Esto es tan genial. Gracias. Oh, Dios mío. ¿Cómo hiciste eso?”, gritaba la niña llena de emoción.

Este enternecedor momento seguramente pintará una sonrisa en tu cara, pero lo que el retrato simboliza puede llegar incluso a sacar lágrimas de emoción al verlo y conocer su historia.

El arte ha sido parte de la vida de Laurence Cheatham desde que tenía tres años y, aunque pueda parecerlo, nunca ha tenido una formación artística formal. Para él, pintar y dibujar es una liberación terapéutica de la realidad.

“Crear arte para mí es casi como huir sin salir de casa, es muy terapéutico”, dijo Laurence.
Este hombre infundió el amor por el arte en su pequeña. En cierta ocasión, ella quiso dibujar a la Mona Lisa, pero mostró mucho temor de no poder hacerlo, para ella representaba un desafío muy grande.

Fue allí cuando a su padre se le ocurrió enseñarle una lección de vida a la niña, de la mejor forma que él podía hacerlo, a través de la pintura con su pincel a la mano. No solo se trataba de querer regalarle un retrato a su nena. Él iba más allá de eso.

“Quería demostrarle que, con tiempo, paciencia y práctica, ella puede hacer cualquier cosa que se proponga. Quería decirle al terminar que: si papá puede hacerlo, tú también puedes, porque eres aún más grande que yo”, dijo el amoroso padre.

My daughter’s reaction to her Mona Lisa painting 🤩❤️Twitter @TheGuyWhoPaints

Publiée par Laurence Sketch Cheatham sur Samedi 23 mars 2019

Sin que la niña supiera, Cheatham comenzó a trabajar día a día en un retrato de la Mona Lisa con su hija como musa principal. Le dedicó más de 400 horas durante tres meses.

Lo pintaba por la noche, cuando regresaba de su trabajo como encargado de seguridad que tenía a tiempo completo. Tuvo que ocultarlo en un armario para que ella no lo viera porque quería que fuese una sorpresa, y vaya que lo fue.

Después de varios meses, cuando ya estuvo listo, finalmente pudo mostrar su obra a la inocente niña y su expresión fue mucho más de lo que esperaba

“Su reacción lo fue todo para mí. Pasar tanto tiempo en algo para alguien que amas y obtener una reacción tan genuina. Era exactamente lo que estaba buscando, indescriptible”, indicó el hombre.

El emotivo vídeo ha alcanzado más de 179 mil reproducciones en Facebook, miles de reacciones y cientos de comentarios de los usuarios desde el instante en que fue compartido por el propio artista.

“Qué papá tan increíble. Todas las niñas deberían tener a un papá así de genial. ¡Hermoso! Y ella está tan emocionada de ver su pintura. Qué momento tan especial para ella y su papá”, señaló un internauta.

Sin duda, no hay nada mejor que el amor incondicional de un padre hacia su pequeña princesa por quien sería capaz de todo, incluso de convertirse en el mejor de los artistas.

Lo más valioso de la vida son precisamente esos momentos especiales junto a los seres que más amamos, no te vayas sin compartir este.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!