Las macabras palabras de este hombre tras ser condenado a muerte causan polémica en las redes

Cuando una persona es condenada en juicio a cadena perpetua o a muerte nos imaginamos cuán terrible criminal podría ser, pero en muchas ocasiones pueden resultar mucho peor de lo que pensamos.

“Ojalá hubiera matado a más”, expresó en una oportunidad. “Pronto me escaparé y mataré a más”, fueron las palabras de Luis Bracamontes al escuchar su sentencia de muerte dada por el Juez.

Luis Bracamontes, es un mexicano que fue sentenciado a muerte el mes pasado después de hacer sido declarado culpable del asesinato de dos policías en el 2014 en California, el hombre había sido deportado varias veces del país y tenía un historial delictivo con muchos crímenes.

El indocumentado se encontraba en un motel en Sacramento cuando fue acorralado por la policía, Bracamontes disparo a las autoridades durante unos 40 minutos esperando librarse y fue entonces cuando ocasionó la muerte de los oficiales Oliver y Davis.

Cuando el Juez dictaminó la sentencia el hombre sonrió y aplaudió diciendo:

Ojalá hubiera matado a más. Pronto me escaparé y mataré a más”.

La madre de Oliver, Jeri Oliver, indignada por las palabras del delincuente declaró: “Yo le sonreí de vuelta a propósito”.

“Es un ser humano asqueroso y malévolo y la pena de muerte es totalmente acertada”, dijo por su parte el sheriff de Placer, Devon Bell. Pero sus palabras durante la sentencia no fue lo más escalofriante que el hombre hizo.

Durante uno de los juicios admitió que era culpable y pidió que lo mataran, además amenazó con matar a sus abogados y a otros agentes que se encontraban en el juicio.

El País / Univisión

Durante el enfrentamiento en el que mató a los dos oficiales de la ley se encontraba con su esposa, Janelle Monroy de 41 años, la mujer también fue declara culpable por el asesinato de los policías además de que se le atribuyen otros 9 crímenes.

VER TAMBIÉN:  Era "la estudiante más bella" y quedó ciega y con daño cerebral por culpa de su novio

La mujer fue sentenciada a prisión el pasado mayo por el asesinato del oficial Davis y sus otros crímenes, sumándole 25 años más y una cadena perpetua.

En California hay un aproximado de 746 condenados a pena de muerte y debido al gran índice de personas condenadas a esta sentencia el tiempo de espera para quien esté al final de la lista es de unos 17 años según los datos aportados por las Correccionales del estado.

¿Qué opinas? ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!