Las empleadas de una peluquería reciben desconcertadas al abuelito que entró pidiéndoles ayuda

Un abuelito, cuyo nombre no se ha revelado, se ha convertido en un verdadero ejemplo de amor y dedicación.

El hombre de la tercera edad acudió al salón de belleza Hair Design by Britney y sorprendió a todos los empleados del lugar con una petición muy especial: quería aprender cómo debía rizar el cabello de su esposa para poder ayudarla cada mañana.

“Para nosotros, fue un verdadero placer enseñarle”, dijo el portavoz del salón de belleza.

Debido a su avanzada edad, la esposa del señor tiene dificultades para mover los brazos. Rizarse el cabello se ha convertido en un verdadero reto para ella y esto la ha afectado profundamente. Después de todo, ella quiere verse muy linda cada día.

Afortunadamente, cuenta con el esposo perfecto para lograr seguir adelante ante cualquier obstáculo.

“Su esposa tiene dificultades y en ocasiones terminar sufriendo algunas quemaduras así que él decidió ayudarla”, explicó un portavoz del salón de belleza.

El señor pidió ayuda y prestó mucha atención a las clases que le impartieron las peluqueras. Él estaba verdaderamente ansioso por aprender y les explicó que su esposa tenía el cabello corto así que quería ver cómo debía utilizar la rizadora con alguien de cabello similar.

Conmovidos por su sorprendente iniciativa, le enseñaron el paso a paso de todo lo que debía hacer.

Le enseñamos cómo hacer los rizos en cabello corto, cómo proteger su piel de quemaduras y hasta cómo utilizar un poco de máscara de pestañas”, dijo el portavoz de Hair Design by Britney.

Él quería asegurarse de hacerlo perfecto así que no se quedó sólo en la teoría. Después de prestar mucha atención, tomó la rizadora en sus manos y procedió a rizar algunos mechones bajo la supervisión de la estilista.

El resultado fue maravilloso y pronto podrá ayudar a su querida esposa a arreglarse cada mañana.

“Esto es lo mejor que he visto en muchísimo tiempo. Se ve que tienen un ambiente cariñoso para hacer que todos se sientan cómodos”, comentó un usuario en las redes.

Es muy probable que este dulce abuelito haya sido el mejor aprendiz del mundo. Los estilistas sabían que se habían topado con algo muy especial y decidieron compartirlo en las redes.

El abuelito estaba dispuesto a hacer cualquier cosa para hacer a su esposa feliz. En las imágenes podemos ver al señor vestido con una camisa de cuadros y un chaleco mientras se concentra para hacerlo lo mejor posible.

“Esto alegró mi día. Una historia maravillosa. Debe ser el mejor esposo del mundo”, aseguró una internauta.

No hay dudas de que esta pareja cuenta con una relación maravillosa. Sin importar el paso de los años, siguen trabajando arduamente para seguir apoyándose el uno al otro. Las dificultades de la vejez no han hecho más que unirlos cada vez más.

¿Qué opinas del hermoso gesto de este abuelito? No te vayas sin compartirlo, él nos recuerda la importancia de demostrar el amor verdadero.