Desde los 12 años los vellos cubren su cuerpo y decide no depilarse tras conocer su diagnóstico

Una mujer de Portland, Oregón creció ocultando su piel y afeitándose constantemente debido a una extraña condición que hacía crecer su vello de forma excesiva. Dana, de 32 años, creció en Florida un estado en el cual suele mostrarse la piel debido a las altas temperaturas. Sin embargo, el crecimiento de su vello era algo que le incomodaba bastante, así que, a diferencia de otras chicas, Dana solía cubrirse.

Este hábito cambio cuando la mujer conoció a su novio Steve le sugirió que dejara las afeitadoras y se aceptara tal y como es ella. La mujer pensó que esa decisión podría ocasionar que Steve dejara de quererla, pero finalmente aceptó la sugerencia y se acopló a vivir luciendo su vello sin temor. Dana es conocida como Lady Sasquatch.

Esta madre recuerda haber tenido vello desde muy temprana edad. A los 8 años ya le había empezado a crecer la barba, por esa razón afeitarse se convirtió en un hábito que adquirió desde temprana edad.

A los 12 ya había empezado a arreglar sus cejas y recuerda que a esa misma edad, el bigote empezaba a cubrir su labio superior. En su infancia las burlas se hicieron algo recurrente y para evitarlas, Dana estaba obsesionada con mantener sus vellos depilados.


De hecho, a los 27 años la mujer intentó con la depilación láser, creyendo que esto podría retrasar el crecimiento del vello pero no funcionó, su vello siguió creciendo de forma excesiva.

Sólo hasta poco más de 2 años Dana decidió dejar de depilarse, por petición de su pareja. A pesar de los temores, la mujer abandonó su extenuante rutina con la afeitadora y para Steve ella era aún más atractiva.

“Cuando mi novio me sugirió que dejara de afeitarme, honestamente pensé que estaba bromeando. No podía creer que todavía me encontraría atractiva. Teníamos solo unos meses de la relación cuando él hizo la sugerencia. Mi novio me hizo la pregunta,’ ¿por qué te afeitas? ‘ Y nunca pensé que había otra opción”, expresó Dana.

Poco tiempo después de haber dejado de afeitarse, Dana visitó a su ginecólogo para una consulta rutinaria. Al verla, el especialista se sorprendió por la cantidad de vello que había en su cuerpo.

El doctor la había chequeado con anterioridad pero Dana siempre estaba depilada. Al verla así de velluda el especialista decidió someterla a algunos análisis y, tras años de vivir bajo la extraña condición, Dana fue diagnosticada con hirsutismo.

 “Fui a mi chequeo anual, y fue la primera vez que lo hice desde que dejé de afeitarme. Mi doctor levantó la sábana y dejó caer su mandíbula. No creo que haya visto a una mujer con tanto cabello natural.

Inmediatamente me revisó el estómago, la cara y el cuello y luego ordenó que se hicieran más pruebas para controlar mis hormonas. Finalmente me diagnosticaron con hirsutismo”, comentó la mujer.

El hirsutismo es una condición causada por la presencia de andrógenos, hormonas masculinas, las cuales ocasiones el crecimiento excesivo del vello en zonas como la cara, axilas, pecho y otros lugares donde los hombres suelen tener vello. Pero en este caso es una condición que ataca a las mujeres. Para Dana fue un alivio conocer qué sucedía con su cuerpo pero piensa que el diagnóstico llegó bastante tarde.

“Me sentí aliviada al saber que había un nombre para mi condición, y luego me ayudó a normalizarlo con algunas investigaciones “, comentó Dana.

La mujer está contenta porque al saber su enfermedad existe la posibilidad de que algún tratamiento pueda ayudarla en el futuro. No obstante, en la actualidad Dana ha abrazado su condición y ha decidido no afeitarse. En el 2017 comenzó a utilizar pantalones cortos para salir a la calle y, a pesar de las miradas incómodas o comentarios, ha sabido cómo manejar la situación.

“He luchado durante tanto tiempo, y creo que si hubiera sabido antes que estaba bien dejar de afeitarme, habría ayudado mucho. Me siento más bella y valiente que nunca en mi vida. Estoy agradecida de tener pies que me puedan sostener y piernas que me ayuden a caminar y brazos con los que puedo abrazar y no me importa si están peludos”, comentó la mujer.

Daily Mail

La valiente Dana ha decidido imponerse ante las críticas para darle una lección al mundo y demostrar que todas las mujeres son hermosas. Además, si los hombres velludos no son cuestionados por qué ella sí tendría que serlo. A través de sus redes, Dana ha dado a conocer su historia y desea que los medios de comunicación dejen de vender un prototipo de mujer idealizado, pues todo ser humano es hermoso.

Comparte con tus amigos este extraño caso y ayuda a Dana a compartir su historia y así educar al mundo sobre esta condición.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!